Por el delito de fabricación, tráfico y porte de armas de fuego, accesorios, partes o municiones, la Fiscalía abrió una investigación a raíz del hallazgo de un depósito ilegal de explosivos en la vereda Valparaíso del municipio huilense de Baraya.

En el sitio, los uniformados encontraron un total de 27 granadas de 40 mm, gracias a la información de un fuente humana que llegó a las instalaciones del Batallón Tenerife.

Fue así como las autoridades se desplazaron al sector usando como apoyo el binomio canino y un detector de metales para localizar los explosivos.

En el punto había una piedra con un costal y adentro una bolsa plástica de color negro con las granadas, que según las pesquisas iniciales pertenecían a antiguos grupos armados.

La Fiscalía hace pública esta información por razones de interés general.

Comentarios