Arroceros en el Huila le dicen sí al ordenamiento de la producción pero con control en los precios de los insumos y la carga de arroz paddy.

Tras el primer Consejo del Arroz de 2019 en el que participa el Gobierno Nacional y gran parte de la cadena productiva del cereal, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, anunció que se ha fijado como meta para este año, la siembra de 478.000 hectáreas, esto como resultado de la aprobación del Plan de Ordenamiento de la Producción.

Según explicó el ministro Andrés Valencia, el plan de ordenamiento de la producción que aprobó el Consejo Nacional del Arroz, incluye “identificar las zonas con mejor desempeño productivo; planificar la siembra; fortalecer el acompañamiento técnico; facilitar acceso a financiamiento y gestión de riesgos; y mejorar infraestructura y comercialización”.

Esta propuesta ha tenido buena acogida por parte de los arroceros, aunque ellos siguen enfatizando en que, aunque se acojan al ordenamiento de la producción, siguen teniendo inconvenientes con los altos costos de los insumos y los bajos precios a los que compra el arroz paddy el gremio de los molineros.

“Eso digamos resultó de una reunión del Consejo Nacional del Arroz en la cual participó el Gobierno, los diferentes eslabones de la cadena de producción, en los cuales se han fijado unas metas para este año, más o menos aproximadas a las 500 mil hectáreas”, expresó Raimundo Vargas, arrocero y presidente del Comité de arroceros de Campoalegre.

No obstante, el líder gremial reitera que es necesario tomar decisiones frente a los puntos que han agudizado las crisis de los arroceros.

“Falta lo más importante que es la parte de los precios, ahí se fijaron unas metas y sí nosotros podemos hacer el ordenamiento como lo propone el Gobierno Nacional de reducir las hectáreas de arroz en el país, pero que también haya una reactivación de los precios, porque no hay un control en la parte de los insumos, en la parte de los fertilizantes, ya es insostenible”, acotó.

Vargas argumenta, que la situación ha sido tan delicada que inclusive en Campoalegre, municipio donde se cultiva gran parte del arroz del departamento,  hay muchos agricultores que han dejado el cultivo del arroz y están sembrando otros productos como el algodón y el sorgo, precisamente por los altos costos que ocasiona la siembra del cereal.

Raimundo Vargas, presidente del Comité de Arroceros de Campoalegre.

Importaciones

Frente a las últimas noticias que sugieren la importación de 50.000 toneladas de arroz proveniente de Ecuador, los arroceros en el Huila, mantiene su posición en contra, pues consideran que como no hay la misma dinámica de aquí para allá.

“Nosotros siempre hemos dicho desde el año pasado que las importaciones, específicamente las de la CAN nos están es perjudicando, nosotros decimos bueno listo que entre arroz, pero así como entra arroz que también haya una accesibilidad y que nosotros también exportemos arroz hacia Ecuador y Perú”, afirmó.

Y agregó, “si va a entrar más arroz, pues básicamente los precios no se van a reactivar y mientras tanto el agricultor es el que lleva del bulto, es el que está perdiendo continuamente. Estamos haciendo un esfuerzo los productores para que el ordenamiento se dé y el gobierno debe ayudarnos primero a que se dé un control a los insumos y segundo que haya una reactivación de precios”.

Frente a este tema del interés del Gobierno ecuatoriano de vender a Colombia un contingente de 50.000 toneladas de arroz, el ministro Valencia aclaró que se trata apenas de una propuesta que dependerá de que se establezcan compradores.

Propuestas sobre instrumentos financieros

Adicional al tema del ordenamiento de la producción, el Ministerio de Agricultura también les ha presentado a los arroceros unas propuestas en materia de instrumentos financieros que consisten en poner a disposición de los productores tres líneas especiales de crédito.

La primera para capital de trabajo para la siembra de arroz con tasas especiales, una segunda que corresponde a la estructurada para el fomento a la agricultura por contrato “Coseche, Venda a la Fija” que cuenta con la tasa más baja del mercado para pequeños y medianos productores,  3,5% y 5,5%, respectivamente (DTF-1 y DTF+1). Una tercera línea “A toda máquina” orientada a la compra de maquinaria y construcción de infraestructura en condiciones preferenciales con tasas que van desde 6,5% a 8,5% dependiendo del tipo de productor (pequeño, mediano y grande).

“El objetivo es seguir trabajando de la mano de los productores para consolidar un sector competitivo a la altura de los mercados internacionales. Le apostamos a la productividad y rentabilidad de la actividad apoyando a los productores con incentivos a la medida de sus necesidades”, dijo el ministro.

Cifras sobre arroz

  • En 2018 en el país se sembraron 504.000 hectáreas de arroz.
  • Este año se esperan reducir 26.000 hectáreas para evitar sobre oferta.
  • La producción del país fue de 2,3 millones de toneladas de arroz en 2018.
  • Las importaciones de arroz ascendieron a 130.000 toneladas.
  • El Huila sembró en 2018, un área total de 16.219 hectáreas de arroz.
  • Tan solo en Campoalegre, en 2018 se dejaron de sembrar al menos 1500 hectáreas de arroz debido a la sobreproducción y a que debido a la crisis, los arroceros prefirieron optar por otros cultivos.

 

EL DATO

La carga de arroz Paso de $119.000 en diciembre de 2018 a $121.000 en enero de 2019.

 

 

 

 

 

 

Comentarios