Eurypyga helias, garcita del sol.

Carolina Argüello Cruz

comunidad@lanacion.com.co

La concejal Leyla Rincón está liderando una serie de visitas a las microcuencas ubicadas en el oriente de Neiva, por lo que ha iniciado con los maestros de las instituciones educativas de la ciudad un recorrido para que conozcan los ecosistemas.

En la última oportunidad recorrió la microcuenca ‘La Cabuya’ con los maestros del Juan de Cabrera, quienes se comprometieron a promover la preservación con sus estudiantes.

Polioptila plumbea, perlita tropical.

“Uno de los resultados es que el colegio Juan de Cabrera se unió al grupo que conforman la Normal y el IPC para incluir en su currículo educativo el conocimiento de este territorio, por lo que el compromiso es visitar el sitio con los estudiantes”, resaltó la concejal.

Rupornis magnirostris, gavilán pollero.

Allí lograron apreciar una gran cantidad de biodiversidad, los visitantes afirmaron que en las dos horas de recorrido avistaron 15 especies de aves, entre las que se destaca la Garcita de Sol, y 30 especies de árboles.

“Nos alegró mucho ver la Garcita de Sol porque era la única que no habíamos visto antes en ningún otro humedal, es por eso que seguimos trabajando para que estos ecosistemas no mueran”, argumentó Rincón.

Melanerpes  rubricapillus,  carpintero.

Por su parte, los maestros se mostraron satisfechos con el recorrido por que les ayudó para concientizarse de los problemas ambientales que sufre el planeta, pues fue notoria la poca agua que corre por el humedal al que según los habitantes de la zona, se podían bañar o recoger agua en años anteriores.

“Pudimos evidenciar que trabajando unidos salvaremos nuestro planeta”, resalto una de las docentes de la institución educativa Juan de Cabrera.

En La Cabuya también se encontraron 30 especies de árboles.

Uno de los factores por los que asegura Leyla Rincón se deberá trabajar durante el 2019 para preservar todos los humedales será en la aprobación del Plan de Ordenamiento Territorial con el que se espera mejorar las condiciones de vida tanto de las microcuencas como de quienes habitan las zonas.

Sporophila Minuta. Humedal El Curíbano.

“Queremos hacer rondas de protección en las microcuencas y mejorar las políticas de asentamientos porque conocemos que hay personas que viven en constante riesgo. Entonces la idea es mejorar la condición de los humedales y sus habitantes”, puntualizó la concejal Leyla Rincón, quien definió la visita a La Cabuya como enriquecedora porque escuchó historias de los habitantes del lugar que se unieron al paseo.

Perico carisucio – Eupsittula pertinax. Humedal El Chaparro.
Río Magdalena.

 

 

 

 

Comentarios