RICARDO AREIZA

unidadinvestigativa@lanación.com.co

Aunque parezca imposible, el gobierno departamental quiso crear bomberos digitales pero fracasó. Un proyecto para modernizar la red de comunicaciones de emergencias terminó en un estruendoso entuerto y hoy dependen del wasap o de los minutos que tengan los voluntarios en sus celulares.

El proyecto, contratado por el entonces gobernador Carlos Mauricio Iriarte, contemplaba la actualización y modernización de la red de emergencias, su conversión al formato digital, el suministro e instalación de equipos de repetición y transmisión con garantizada cobertura en todo el departamento. La red digital nunca operó.

La red de comunicaciones de emergencia, actualizada y digitalizada, costó 1.697,59 millones de pesos. Hoy está fuera de servicio.

Los radios de comunicación digital, adquiridos por la Gobernación del Huila y pagado con recursos de regalías, nunca funcionaron. Tampoco el Sistema de Alertas Tempranas, contratado para prevenir en tiempo real eventuales emergencias, ni el Centro de Gestión de Información. Por estos tres proyectos el Huila pagó 5.578 millones de pesos. Tres años después, no hubo reparación y el Huila, bajo una amenaza sísmica sigue incomunicado. Otro fracaso de los proyectos de ciencia y tecnología.

Los radios digitales nunca operaron. Los antiguos radioteléfonos fueron desmontados, dejando incomunicados a los organismos de socorro.

Cero cobertura

El antiguo sistema de comunicaciones de emergencias operado por bomberos voluntarios a través de radioteléfonos cubría el 78% de los 37 municipios del Huila. Hoy la cobertura es cero.

“La realidad es que nos quedamos sin comunicaciones. Ese problema lleva cuatro años desde que se cambió la red de comunicaciones. Antes era análoga y metieron una digital, pero eso resultó un elefante blanco porque nunca funcionó”, confirmó el delegado departamental de Bomberos, teniente,  Edison Fernández.

La antigua red operaba con tecnología analógica, con cinco torres repetidoras ubicadas en predios privados bajo el pago de un arrendamiento.  Ese sistema que sirvió durante muchos años para reportar los fenómenos naturales, registraba un ‘avanzado estado de obsolescencia tecnológica”. Por esa razón se le apostó a entrar en la onda digital. Pero fracasó. Los equipos fueron reemplazados y los nuevos nunca sirvieron.

La red digital nunca funcionó. Desde que se instaló nunca tuvo cobertura. Los radios no funcionaban, se fueron quemando, a otros se le dañó la fuente, en pocas palabras, hay actualmente dos o tres en todo el departamento, el resto está por fuera. Esto lo sabe el gobernador, la secretaria de Gobierno, los alcaldes y nunca ha habido una respuesta a este problema”, insistió Fernández.

Por wasap

“En este momento, las comunicaciones se hacen por wasap, pero no es lo mismo, no tiene la misma eficiencia de los radios diseñados especialmente para situaciones de emergencia. Y otra cosa, solo opera entre quienes tienen datos. Este es un problema bien complejo.

Las comunicaciones de emergencia se realizan a través de redes privadas, a través de celulares particulares y ojo, solo entre quienes tienen datos.

“Actualmente tenemos un grupo de wasap con unos 15 municipios, los demás estás por fuera. El que tiene datos reporta pero el que no tiene datos no reporta nada, así de sencillo”.

“De los 37 municipios tenemos 15 que se reportan por este grupo de wasap, el resto no, porque no tienen datos. Cuando pasa algo hay que llamarlos. Primero se enteran los periodistas que los organismos de socorro. Increíble pero cierto”, afirmó.

La contratación

El proyecto fue financiado con recursos de regalías directas. El Comité de Contratación los aprobó el 14 de diciembre de 2014.La disponibilidad fue certificada el 17 de diciembre de 2014.

La licitación pública para la implementación del Sistema de Alertas Tempranas fue anunciada el 23 de diciembre de 2015, a las 5:15 p.m. en plena víspera de Navidad, y en pleno receso. No se recibieron observaciones.

El 13 de febrero de 2015, mediante Resolución 022 se ordenó la apertura de la licitación. Cuatro días después se realizó sin asistentes la audiencia pública de aclaración de pliegos.

La empresa Logística en Proyectos Integrales Sas, representada por Miguel Antonio Cañón Rincón se quedó con los tres contratos. Solo la red de comunicaciones costó 1.655.79 millones de pesos.

El contrato de compraventa No. 513 fue suscrito el 10 de marzo de 2015. El contratista debía entregar instalada y en funcionamiento la red la red de comunicaciones de emergencia, totalmente actualizada y el Sistema de Alertas Tempranas. Se entregaron sin observciones.

Como recuerdo

El gobierno quiso modernizar el sistema pero no pudo. Los bomberos se quedaron sin el pan y sin el queso.

“Los radios antiguos quedaron como recuerdos, algunos los tienen como reliquia porque están fuera de servicio. Los radios están pero no sirven. “Actualmente solo tenemos comunicación interna porque cada Nos los cambiaron por una red digital, la análoga desapareció, y ahora ninguna de las dos funciona. Los viejos no sirven y los nuevos tampoco”, anotó el vocero de los bomberos.

“Cada municipio tiene su propia manera de comunicarse, comunicación a nivel departamental no existe, desapareció”, confirmó Ricardo Castillo, comandante de La Plata.

“Por ejemplo, hemos llamado a Nátaga, a La Plata, si están en una zona con cobertura contestan, en otros casos no, como ocurrió durante los últimos sismos, hemos quedado sin información porque salen a hacer verificación. Esto es muy grave”, apuntó el teniente Fernández.

La problemática ha sido examinada en muchas oportunidades, sin ninguna solución.

Sin solución

“No hay ninguna solución. Se lo hemos planteado al Gobernador y no hay soluciones porque hay que intervenir la red, contratada durante el gobierno de Iriarte, un proyecto inconsulto con los bomberos, y esa planta se perdió, entonces nadie le mete la mano”.

Esa es la realidad. Los diputados han hecho debates de control pero de nada han servido. Los organismos de control también han investigado pero no hay resultados.

Lo insólito: los equipos cuya inoperancia está demostrada fueron entregados y recibidos por la Gobernación sin ninguna observación.

Cero reportes

Según otros testimonios de los bomberos del Huila, muchas emergencias no se han podido reportar oportunamente por falta de la red oficial de comunicaciones.

Los 37 municipios del Huila, se quedaron sin sistemas de comunicaciones de emergencia. “Esto es muy grave”, insistieron voceros bomberiles.

Las condiciones en que ha venido operando la red de emergencias, es otra tragedia. No hay información oportuna ni confiable.

Estos hechos incrementan los niveles de riesgo. La ocurrencia de eventos como avalanchas, crecientes súbitas o inundaciones no puede prevenirse. “Cualquier eventualidad, tendrá que hacerse por otros medios, incluso personales, con celulares particulares porque no hay opciones”, aseguró el comandante de bomberos de Paicol.

En alto riesgo

La incomunicación está incrementando los niveles de riesgo. Muchos de los eventos intempestivos que han ocurrido, ahora con los sismos, pero antes con avalanchas, crecientes súbitas, incendios forestales o deslizamientos de tierra no han podido reportarse en tiempo real.

Por lo menos así está consignado en las bitácoras de la red de bomberos y en los reportes de los comités locales de gestión del riesgo.

Lida Tovar, comandante de bomberos de Altamira dejó otro constancia escrita remitida a la Gobernación del Huila.

“La red de comunicaciones digital y el radio base de bomberos en Altamira no funciona y por ende no se han podido realizar dichos reportes a la central de emergencias”.

La red digital instalada en Paicol no funciona, nunca sirvió. El radio registraba interferencias, finalmente quedó fuera de servicio. “Los reportes los hacemos a través de wasap con un plan de datos personal”, relató Hermides Otálora, comandante de bomberos de Paicol.

En la bitácora aparecen los clamores del sargento Rodrigo Ramírez Cadena, comandante de bomberos de La Plata; de Jorge Ome Cedeño, comandante operativo de Timaná una zona de alto riesgo por remociones en masa. Tambien de Moisés Audor Vásquez, comandante de bomberos de Suaza y reportes similares de bomberos de Isnos, Guadalupe, Acevedo, Colombia, Teruel y El Agrado.

 

Comentarios