El gobernador del Huila, Carlos Julio González, presidirá la cumbre de mandatarios en su calidad de presidente de la Federación Nacional de Departamentos.

Cecilia González Villa/LN

Veintiocho de los 32 gobernadores del país se dan cita este 31 de enero y primero de febrero en el municipio de San Agustín, en el marco de la XCIX Asamblea de Gobernadores convocada por el presidente de la Federación Nacional de Departamentos, el mandatario huilense Carlos Julio González Villa.

El evento contará con la presencia del presidente de la República, Iván Duque quien se encontrará con los mandatarios locales con la intención de proponer soluciones a la crisis de la salud pública.

Allí mismo estarán los ministros de Hacienda, Salud y el Superintendente Nacional de Salud, junto con otros altos funcionarios del gobierno nacional.

Además harán presencia tres delegados de los gobernadores que no podrán asistir y 12 gestoras sociales, de Bolídevar Dumek Turbay, Caquetá, Alvaro Pacheco, del Valle, Dilian Francisca Toro, entre otros.

Algunos de los gobernadores que llegan a la cumbre son los de Atlántico, Eduardo Verano de la Rosa, de Antioquia, Luis Pérez

Diagnóstico preocupante

La situación que atraviesa la salud en el país, tiene preocupados a los mandatarios pues no es secreto que sus presupuestos se han visto afectados ostensiblemente. Principalmente, se presenta desfinanciación de los servicios no incluidos en el Plan de Beneficios de Salud, PBS.

Como si fuera poco, se presenta una difícil situación financiera de las 40 EPS que prestan servicios en el país. Incluso 22 de las 27 que tienen como objeto atender Régimen Subsidiado registran un patrimonio negativo que alcanza los $3.4 billones.

Pero las del Régimen Contributivo no se quedan atrás pues cuatro tienen patrimonios negativos.

Las carteras de las EPS del Régimen Contributivo tampoco son las mejores en todo este panorama oscuro de la salud. A 2017, según datos oficiales, las cifras por cobrar son de al menos 4,98 billones de pesos que son generados por los gastos no incluidos en el Plan Obligatorio de Salud.

A su turno, las deudas de las regiones son más de 920.000 millones de pesos de los cuales el 60 por ciento está en solo cuatro departamentos y tres distritos.

En ese orden de ideas para los departamentos los gastos se han vuelto insostenibles dado su crecimiento, pues mientras en 2013 eran de 400.000 millones, a junio del 2018 la cifra superó los $2 billones de pesos.

¿Hay solución?

Por eso, los gobernadores quieren proponerle al gobierno aprovechando la Cumbre varias opciones que ayuden a impulsar el rescate del sector.

Apoyados en la Federación Nacional de Departamentos, los gobernadores le proponen la gobierno sea él quien se ponga al frente del manejo del Plan de Beneficios de Salud.

De esta manera, se podría identificar los pacientes que en verdad requieren del servicio, y habría límite para los recobros ofreciendo así garantía de sostenibilidad financiera del sistema.

No obstante, para los gobernadores resulta clave que se impulse al Régimen Subsidiado  y una renovación del modelo de aseguramiento en el Régimen Contributivo.

Estas y otras iniciativas buscan los gobernadores que sean incluidas en el Plan Nacional de Desarrollo.


Columna de opinión

La urgencia de salvar el sistema de salud

 

CARLOS CAMARGO

Director ejecutivo de la Federación Nacional de Departamentos, FND

Superar la crisis de la salud no da espera. El sistema es un paciente que reclama acción contundente del Estado para sanar el enorme desangre fiscal que ahoga las finanzas de los departamentos y los municipios, condena a la muerte a miles de pacientes y mantiene a los hospitales públicos en agonía permanente.

Mucho se ha escrito sobre el drama que viven a diario millones de ciudadanos que acuden a los hospitales públicos y se encuentran con las puertas cerradas por falta de recursos, o son atendidos en condiciones paupérrimas, sin acceso a especialistas, exámenes, cirugías o medicamentos de última generación. Es hora de que el país haga viable el sistema y actúe decididamente para revivir al paciente. Tenemos que ser capaces de crear un modelo que nos enorgullezca y les devuelva la confianza a los colombianos en sus instituciones y sus gobernantes.

Hay que concertar fórmulas para el financiamiento del sistema. Un tema que asfixia las finanzas territoriales es el pago de los servicios No POS de los afiliados al régimen subsidiado, cuya legislación es taxativa para los gobernadores y Distritos y obliga que se destinen recursos del Sistema General de Participaciones, rentas cedidas y rentas propias para cumplir esa obligación. Una radiografía del modelo muestra que el valor del pago de los servicios NO POS ha venido creciendo de manera sostenida, haciendo que los fondos disponibles se hayan tornado insuficientes, llegando incluso a generar, hoy por hoy, la mayor fuente de riesgos financieros y de sostenibilidad del sistema de salud colombiano.

El 80% del gasto está conformado por medicamentos costosos. El resto está asociado a procedimientos y servicios sociales complementarios que son “cargados” al sistema de salud mediante tutelas. El gran problema son los llamados recobros que hacen las EPS, que se han convertido en un mecanismo de extracción inapropiada de rentas del sistema y afectan las finanzas departamentales y distritales, lo que en la práctica es un generador del incremento de gasto. Para la FND, el mecanismo de recobros, debería ser eliminado del sistema.

Este modelo ha aumentado la deuda de las entidades territoriales por concepto de salud: pasó de $ 0,44 billones en 2013 a $ 2,37 billones, según las entidades territoriales o $ 3,17 billones según las EPS. A pesar del esfuerzo financiero de los Departamentos, el balance siempre es negativo. Los gastos superan con creces la disponibilidad de recursos del ente territorial.

Este tema será, precisamente, el eje de la Cumbre de Gobernadores que se realizará en San Agustín, Huila, con la presencia del Presidente Duque, y su equipo económico y del sector Salud. De allí esperamos salir con una ruta de acción que reviva el paciente.

 

PROGRAMACIÓN 

31 de enero de 2019

2:20 p.m. – 2:40 p.m. Llegada Aeropuerto Contador, Pitalito. Recibimiento por parte de: Gobernador y  Primera Dama

3:20 p.m. Salida a San Agustín, Huila

4:20 p.m. Llegada a Parque Arqueológico San Agustín

 

1 de febrero de 2019

7:45 a.m. Ingreso a carpa tipo – hangar instalada en el Hotel Yalkomia.

8:00 a.m. Inicio de agenda Mesa Técnica de Salud.

1:00 p.m. Cierre Mesa Técnica e Inicio de Asamblea.

1:30 pm – Almuerzo.

 

Comentarios

comentarios