La ola de frío extremo que azota por estos días a Estados Unidos con temperaturas que han alcanzado hasta los 38 grados Fahrenheit bajo cero y una sensación térmica de -49 F en zonas del medio-oeste del país deja ya 11 muertos.

Entre las víctimas mortales está  una pareja joven que perdió la vida en un choque de automóviles en una zona rural de Indiana y tres más en Iowa, entre ellas un estudiante universitario de 18 años que fue encontrado caído a la intemperie en el campus de la Universidad de Iowa.

Las temperaturas se han catalogado más frías que en la Antártida y han obligado a anular vuelos y suspender viajes en Chicago, y paralizaron la vida de decenas de millones de ciudadanos.

Los servicios postales se interrumpieron, los colegios y negocios cerraron y los residentes tuvieron que permanecer en sus casas en 12 estados donde las temperaturas alcanzaron cifras de dos dígitos bajo cero, en la ola de frío más extrema en afectar a la región en años. Se ha dicho que es muy peligroso para las personas permanecer a la intemperie por lo que se recomienda que estén resguardados en sus viviendas.

 

Fotos: AFP

Comentarios