El gobernador del Huila, Carlos Julio González Villa, entregó al presidente Duque un sombrero suaceño.

Con lluvia y café huilense se cerró la edición 99 de la Asamblea de Gobernadores en San Agustín.
Los 28 Gobernadores y 4 delegaciones se fueron felices de la capital arqueológica del Huila que los acogió como huespedes de honor.
Ayer desde muy temprano arribó el presidente Iván Duque acompañado del senador Ernesto Macías, para tratar con los mandatarios departamentales la crisis de la salud en las regiones. Allí con jugo de cholupa, quesillo, almojábanas, achiras y arepas de choclo, todos deleitaron, una vez más, el sabor huilense.

“Hace cerca de 10 años no venía a San Agustín y me ha parecido que está muy bonito. No tuve la oportunidad de ir al parque arqueológico”, resaltó el gobernador de Nariño, Camilo Romero.
Más adelante un almuerzo muy típico mandó ‘la parada’ en la riqueza gastronómica del Huila.
El presidente Iván Duque y el contralor general, Felipe Córdoba, recibieron de manos del Gobernador del Huila un sombrero suaceño.
Mientras tanto, el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, se dejó cautivar con el café que cultivan las mujeres del Huila.
“El Huila es un departamento que quiero mucho y del que no me quiero ir cuando vengo”, expresó el presidente Duque.

Comentarios