Cecilia González Villa/LN

Huila@lanacion.com.co

 

Para el Ministro de Salud, Juan Pablo Uribe Restrepo aunque en materia financiera el servicio de salud en Colombia tiene altos niveles de protección, eso no ha sido suficiente.

Y no lo ha sido por la sencilla razón de que su financiamiento es preocupante a lo que se suma la mala calidad de muchos de los involucrados en la prestación del servicio.

Esto ha generado sin duda, un grave desequilibrio que hoy tiene el sector en  una preocupante crisis que no solo ha tocado y comprometido los recursos de las regiones sino también las del gobierno nacional.

LA NACIÓN habló con el ministro Uribe Restrepo quien entregó su propio diagnóstico del sistema de salud en Colombia.

Y es que los números rojos de hospitales como los del Huila dan cuenta de lo que está pasando con el sistema de salud en todo el país, situación que por momentos parece no ver una luz al final del túnel.

Eso sí el ministro Uribe Restrepo señaló que en la búsqueda de una solución también deben involucrarse los órganos de control con el ánimo de que ayuden a poner la casa en orden y evitar así los desmanes.

Por eso, el jefe de la Cartera de Salud aprovechó para hacer una fuerte advertencia a las EPS de todo el país: aquellas que no cumplan o  no quieran hacer parte del sistema de salud, respondiendo como deben a sus afiliados, con todo y lo que ello implica, pues tendrán que hacerse a  un lado.

También hubo para los nacientes negocios de cannabis en el país y regiones como el Huila. Dijo que  tendrán vigilancia, que no serán ruedas sueltas.

¿Cuál es su diagnóstico real del servicio de salud en Colombia?

Es un servicio que tiene unas marcadas fortalezas en términos de protección financiera, de progresividad en el financiamiento, de progresividad incluso, pero que también arrastra unos desequilibrios profundos.

 

¿En dónde se localizan esos desequilibrios?

Están localizados en el flujo financiero, en el cumplimiento debido de las responsabilidades por parte de algunos actores. Pero también en la intermediación costosa o en la corrupción inaceptable.

 

Pero, ¿y entonces qué hacer?

Necesitamos enfrentar los problemas, preservando también los logros que hemos obtenido. Es en verdad agridulce.

 

¿Por qué agridulce?

Mire yo estuve esta semana en el municipio de Pitalito. Y me sorprendió la situación del hospital público de la localidad. Es limpio, orgulloso, sirviendo, invirtiendo y mejorando a pesar de los problemas que tiene el sistema. El viernes estuve muy temprano en el hospital de San Agustín y me encantó ver equipos extra murales haciendo prevención en las escuelas haciendo promoción. En las escuelas rurales del municipio también se está haciendo lo mismo. Hay muchas cosas que están bien. Pero estos problemas de desequilibrio financiero, del mal comportamiento de algunos no pueden seguir en la salud colombiana.

 

¿Está tan mal la situación financiera de los hospitales?

Mire, en general está muy mal. Hemos acumulado unas deudas por mucho tiempo y además no las hemos conciliado. Entonces, no tenemos certeza de la magnitud final de este desequilibrio y por eso es tan importante buscar entre todos, llegar a ese acuerdo de punto final donde el gobierno podrá reconocer parte de la deuda que le corresponde en los servicios que no se financian con la UPC. Pero también los gobernadores quieren hacer ese esfuerzo en el Régimen Subsidiado en sus territorios.

 

Bueno, no hay de otra ¿no?

Ese es un  gran comienzo para ir poniendo la casa en orden y fortaleciendo los servicios de salud de cara a los ciudadanos

 

¿Y qué más se requiere?

También necesitamos un equilibrio en el sistema de salud. Es necesario avanzar en la promoción y la prevención, con mejor asistencia. En este momento, los resultados de la prestación de servicios de alta complejidad no están a la altura de lo que se debería tener si hubiera alta calidad. Pero en esto estamos avanzando de la mano de los gobernadores para que cada vez más todos los colombianos tengan una mayor calidad y acceso a la salud.

 

¿Se ha logrado avanzar?

En muchos de los departamentos ya estamos teniendo los primeros resultados de las acciones que hemos  implementado durante estos cerca de seis meses. Tenemos en principio la reapertura de servicios y áreas en hospitales públicos que estaban cerradas hacía varios años, así como una mejora en la calidad de la atención y un mayor acceso a los servicios.

 

Ministro, pero hay un gran problema con las EPS en todo este lío con el servicio de salud. ¿Cómo poner en cintura a estas entidades y sus abusos?

No todas las EPS son abusivas, y quiero empezar por eso. No todas tienen malos indicadores de desempeño. Algunas que sí los tienen van por unas rutas de mejoramiento. Pero lo que es fundamental aquí es el rol de la Superintendencia Nacional de  Salud y de los mismos organismos de control.

 

¿Ellos qué rol están desempeñando en este tema?

Los organismos de control aportan mucho con sus seguimientos cercanos como lo hace la Procuraduría, la Contraloría y la Defensoría. Pero aquellas EPS que definitivamente no tengan la intención o la capacidad de mejorar deben salir del Sistema y ese ha sido el planteamiento del gobierno nacional.

 

A propósito de eso, ¿finalmente qué va a pasar con Medimás?

Pues Medimás está en una vigilancia especial, semana a semana. Tiene una orden de no poder tranzar sus activos en ningún nivel, hasta tanto el Tribunal de Cundinamarca no se pronuncie.

 

Pero, ¿mientras tanto qué pasa con los afiliados?

En el entre tanto, nos importa que los cuatro millones de afiliados que tenemos sean atendidos de la mejor forma en todo el territorio nacional. Y  también que ellos como todos los colombianos en todo momento, puedan ejercer el derecho libre de elección en qué EPS quieren estar afiliados. Pero lo que es fundamental en esta y en todas las EPS es que mejoren su desempeño o si no, no hagan parte de esta responsabilidad de seguridad social.

 

Pasando a otro tema, Ministro, En regiones como el Huila ya comenzó la comercialización y elaboración legal de productos a base de cannabis. ¿Cuál es la vigilancia que está ejerciendo el Ministerio de Salud?

Si hay una regulación que cruza varios ministerios en el tema del cannabis medicinal, lo que  nos parece fundamental desde el gobierno nacional es que en cada una de esas etapas de control de este desarrollo empresarial y terapéutico se dé en las mejores condiciones de formalidad, de confianza y de calidad. En eso estamos trabajando con los otros ministerios.

 

¿Quiere decir que la vigilancia y control será total e integral?

Así es. Es que cada paso, cada licencia, cada certificado se tiene que hacer de la manera debida para que quienes empiezan en esta nueva actividad, en esta nueva industria lo hagan cumpliendo con toda la regulación

 

 

Comentarios