Piero Emmanuel Silva Arce

Piero Emmanuel Silva Arce

De acuerdo con las últimas estadísticas del DANE en torno al tema del empleo, Colombia ha desmejorado significativamente. En el 2018 la tasa de desempleo nacional fue de 9.7% mientras que en el 2017 fue de 9.4%, registrando un aumento de 0,3. A su vez, la tasa de personas empleadas disminuyó 0.6 puntos en el año 2018 respecto al año 2017. La ciudad de Neiva no escapa a este desalentador panorama ya que sus tasas de desempleo también aumentaron; además, la ciudad se ubica como la décima ciudad con más desempleo del país.

Mejorar las condiciones de empleabilidad en términos cuantitativos y cualitativos es un reto tanto para el Gobierno Nacional como para los gobiernos locales en Colombia. La economía del país sigue siendo dependiente de la venta de materias primas y el modelo extractivista minero-energético sigue estando en el centro de la economía. El Huila se encuentra insertado dentro de esta lógica y es urgente que las administraciones públicas construyan otras posibilidades que lleven a una diversificación económica teniendo en claro que el medio ambiente debe ser lo más importante, la protección de la vida es lo primordial. Las sequias, el aumento de la temperatura, la disminución de la vegetación, el bajo caudal de los ríos y la falta de protección del medio ambiente son asuntos problemáticos que de no ser tenidos en cuenta generarán graves daños al bienestar de los habitantes de este territorio.

La informalidad es otro fenómeno que está relacionado con el problema del desempleo. Tener un empleo precario debería ser ilegal, si las leyes que tramitan los “honorables” miembros del congreso fueran justas, deberían existir límites para los empleadores, tanto públicos como privados, que vayan encaminadas hacia el bienestar de los trabajadores. Los contratos por prestación de servicios por uno o dos meses, que son una gran cantidad, lo único que alientan son las relaciones clientelares y de vasallaje en los entornos laborales. El empleado sigue siendo una especie de ciervo que está condicionado por un Estado que no hace su tarea.

A esto se le suma un Gobierno más preocupado por los problemas ajenos y por aumentar su aceptación en las encuestas. Construir alternativas de empleo pasa por mejorar la educación en todos sus niveles, invertir en investigación científica, formalizar los empleos, garantizar la seguridad social y, en los entornos rurales, ofrecer garantías para la producción y la comercialización; de no ser así, los territorios seguirán siendo tierra fértil para la violencia.

Investigador del grupo: Diálogos.

 

 

Comentarios