Alejandro Serna

La desocupación en Neiva campea, así lo reveló el reciente reporte que entregó el Departamento Nacional de Estadística – DANE, el cual mostró que en el 2018 se incrementó el desempleo en la ciudad de Neiva, con un 11,6% de la población sin ocupación, siendo aún más grave que superamos la media nacional que fue de 9,7%; lo que nos demuestra que si no hacemos algo ya, seguiremos cayendo en el abismo de las desigualdades.

Lo he dicho en anteriores escritos, el camino acertado para nuestro municipio es la estructuración de una hoja de ruta para Neiva, sobre el estandarte de la innovación y emprendimiento, que debe ir más allá de la cátedra de las mismas, inclusive de las redes y observatorios.

No más estudios, porque ¡estamos sobre-diagnosticados!, pues ya sabemos que nuestra fuente dinamizadora de la economía son los bienes y servicios, sector de la construcción, actividades agropecuarias y el turismo, entre otros.

Dejemos de contentarnos con deshonrosos puestos, con destellos de júbilo por ocupar un décimo puesto dentro del Índice de Competitividad de Ciudades 2018, cuando no hay empleo, y máxime cuando los índices de Competitividad realizados por el Consejo Privado de Competitividad y la Universidad del Rosario manifiestan que vamos de camino pal estanco.

Necesitamos es contundencia y decisión en las ejecutorias de las políticas de innovación y emprendimiento, con robustos recursos que impulsen y patrocinen esa luz libertaria transformadora de los grupos asociativos empresariales.

Es hora de convocar a una gran “Agenda Pública Unificada”, donde converjan todos los actores y líderes institucionales, políticos, académicos, gremiales, productores y comercializadores, para que diseñemos una hoja de ruta para la capital del departamento del Huila: “La Ruta por la competitividad neivana”, de la cual se debe desprender una serie de responsabilidades y de tareas concretas en un corto plazo, así como de un constante seguimiento y evaluación.

Necesitamos mandatarios iluminados y comprometidos con financiación de una gobernanza territorial de emprendimiento, y ahora que estamos en año electoral, que los candidatos se comprometan a fortalecer este aspecto, verdaderas destinaciones presupuestales y no con Secretarias o Direcciones de Competitividad de papel.

Requerimos que la academia participe con las “universidades para la competitividad”, donde el enfoque de los programas den un viraje hacia las apuestas productivas del municipio, de lo contrario en Neiva seguiremos rajados en empleo.

Esquirla: ¿Cuál será el plan de contingencia y compensación que tendrá la administración municipal de Neiva para los comerciantes que se declararon en banca rota por los retrasos en las obras de la carrera séptima?

Comentarios