La rectora Nidia Guzmán Durán presentó ayer el balance de su gestión en los cien primeros días.

La rectora de la Universidad Surcolombiana, Nidia Guzmán Durán, presentó ayer el balance de sus primeros cien días de gestión, que calificó como “positivo”, insistiendo además en la política de austeridad para ahorrar recursos en el Alma mater. “Es un balance bastante positivo, hemos hecho gestión con el equipo administrativo que se tiene, alcanzando logros importantes”, afirmó.

Una de las estrategias, es reducir la contratación que anualmente cuesta 6.600 millones de pesos.  “Estamos en un plan de austeridad porque como todos saben la Universidad tiene dificultades presupuestales. La meta es ahorrarnos 1.600 millones en contratación este año. Tenemos que hacer un esfuerzo muy grande”, afirmó.

Más retos

La educación de calidad, continuará siendo otro de los objetivos importantes que tiene trazado la Usco, por eso invertirá en infraestructura. Diez obras han sido adjudicadas por un valor de $938.889.114. Hay ocho obras proyectadas que cuestan $705.457.144. Además también está prevista la construcción de la Facultad de Educación que tendría un costo de $10.500.000 y un auditorio con capacidad para 700 personas por $1.500.000.

Además, se empezó a trabajar por la reacreditación Institucional de Alta Calidad del Alma mater. “Los procesos de acreditación son difíciles. Pero trabajaremos por conseguir la renovación. Para conseguirlo, tenemos la meta de aumentar los grupos de investigación escalonados ante Colciencias, eso implica un gran esfuerzo en producción académica y en desarrollo de investigaciones. Destaco que en biología estamos desarrollando investigación en genética de peces. A nivel de salud en enfermedades tropicales hay grandes avances. En tecnologías para el café. La universidad tiene tres doctorados nuevos, son los primeros tres del departamento de Huila, en salud, educación e ingeniería. Tendremos en junio el primer doctor y eso hace parte de nuestro trabajo por la acreditación. Tenemos dos carreras nuevas también son antropología y la licenciatura en Ciencias Sociales”, expresó Hipólito Camacho Coy, vicerrector académico.

“Estamos trabajando para fortalecer cada uno de los subsistemas que tiene el Plan de Desarrollo de la Universidad. A nivel de formación atendiendo a nuestros estudiantes, viendo de qué manera se hace el acompañamiento desde que ingresan hasta la graduación, así como en la capacitación de nuestros docentes. En investigación además estamos trabajando con otras universidades, realizando convenios, el bienestar universitario también ha sido importante. Queremos tener una educación de calidad”, añadió Guzmán Durán.

Cabe aclarar que los estudiantes iniciaron clases el pasado 21 de enero, para finalizar el semestre anterior, que se canceló por el paro nacional, en el que exigían al Gobierno mayores recursos para la educación pública.

Comentarios