El caballista José Antonio Araújo Nieto, fue absuelto de los delitos de concierto para delinquir y tentativa de extorsión.

“No hay una sola prueba…No hay un solo testigo de referencia…La Fiscalía tampoco acreditó que él se encargara de llevar los panfletos…”, dijo el juez al absolver a José Antonio Araújo Nieto, ‘Chelo’, de los delitos de extorsión tentada y concierto para delinquir agravado.

El pronunciamiento fue hecho por el Juez Segundo Penal Especializado de Neiva con Funciones de Conocimiento, en la audiencia de sentido del fallo al término del juicio oral contra Araújo Nieto amante a los caballos.

La investigación contra ‘Chelo’, inició con la denuncia de dos personas conocidas por él, quienes terminaron siendo extorsionadas por una banda delincuencial denominada ‘Centro’ a la que fue vinculado por la Fiscalía Tercera Especializada de Neiva.

En la acusación contra Araujo Nieto, la fiscal del caso señaló que el hombre se había concertado con tres personas más, “con el fin de aportar información de las víctimas que resultaron extorsionadas a través de panfletos y llamadas intimidatorias…”, dijo el togado.

La fiscal en el escrito de acusación señaló que Roque Sánchez Méndez, alias ‘Fabián’, era el líder de una organización delictiva. “Hacían solicitudes económicas entre 10 y 50 millones de pesos a ganaderos y comerciantes para que fueran entregados en zona rural o a través de empresas de giros o entidades bancarias”.

Las víctimas eran de los municipios de Aipe, Palermo, Rivera, Campoalegre, Hobo, Yaguará, Teruel, Gigante, La Plata y Pitalito.

El abogado Juan María Trujillo Lara, defensor de Araújo Nieto, señaló en la audiencia de alegatos finales que la Fiscalía no probó que su cliente hubiera cometido el delito de concierto para delinquir agravado, “ni probó la extorsión en grado de tentativa…no pudo desvirtuar la presunción de inocencia”.

 

“Lo llevó a juicio solo con conjeturas”

Araújo Nieto fue reconocido en álbum fotográfico por las víctimas, como la persona que estaría detrás de las extorsiones. “Fue reconocido por parte las víctimas, como la persona que recaudaba información, valiéndose de la confianza y acercamiento que tenía con familiares de ellas, obteniendo información que era entregada al cabecilla de la banda quien posteriormente enviaba panfletos alusivos a las Farc y llamadas  extorsivas a quienes les exigieron sumas entre 30 y 60 millones de pesos a cambio de no atentar contra su integridad”, señaló el juez en la audiencia.

No obstante señaló el togado, que la Fiscalía no cumplió con la carga de establecer cuál era la intervención o participación de Araújo Nieto dentro de esas dos conductas. “Sirvió de sustento para llamar a juicio meras conjeturas realizadas por las víctimas, quienes única y exclusivamente sospecharon, tal vez por la proximidad que tuvieron en algún momento con Araújo Nieto…”.

Agregó el juez que, las dos víctimas pudieron llegar a la conclusión de que Araújo Nieto era quien recaudaba la información y la entregaba al líder de la banda que hacía las intimidaciones y exigencias económicas, pero la Fiscalía era la que estaba obligada a investigar. “El rumor y la conjetura no generan responsabilidad…o si se quiere el indicio muy leve que señala para que estas dos personas pudieran llegar a la conclusión que era José Antonio Araújo Nieto…pero precisamente ahí es donde está toda la actividad investigativa que tiene la Fiscalía…”.

Precisó que el reconocimiento fotográfico que hicieron las víctimas es evidente “existen vínculos de cercanía familiar y que por el gremio de la cabellerizas se conocían,  pero de ahí que existiera un motivo fundado de que esta persona era la que suministraba la información a quienes estaban realizando las llamadas extorsivas hay un trecho grandísimo hay una brecha insalvable que la Fiscalía o bien no se preocupó por indagar o que habiéndose preocupado por indagar y que dio negativo, quiso sustentar la acusación única y exclusivamente con esas afirmaciones”.

Sostuvo que no hay una sola prueba de responsabilidad de Araújo Nieto. “Las víctimas pueden tener esa mala espina, pero de ahí que el Estado a través de su órgano investigador ejerza una acción penal simplemente por dos afirmaciones de dos víctimas que infieren que eso es inaceptable”.

Señaló además que no hay un solo testigo de referencia que señale que el acusado tuvo contacto con Roque, “no  hay un solo análisis técnico que permita señalar o bien a través de comunicaciones o trasferencias dinerarias que generen algún vínculo de José Antonio con Roque Sánchez o con los demás condenados en este proceso en otras actuaciones…”.

Como si fueran pocos los llamados de atención a la Fiscalía, el juez precisó que la Fiscalía tampoco acreditó que Araújo Nieto hiciera parte de las peticiones económicas que se realizaron o que fuera el encargado de llevar los panfletos.

El hombre que se encontraba con prisión domiciliaria recobró la libertad inmediatamente por orden del juez.

Estaba en domiciliaria y se ordena la libertad inmediata.

 

DESTACADO

“Sirvió de sustento para la Fiscalía llamar a juicio, meras conjeturas realizadas por las víctimas, quienes única y exclusivamente sospecharon, tal vez por la proximidad que tuvieron en algún momento de comunicación con Araújo Nieto”, juez.

 

Comentarios