Así estaba Poncho cuando fue rescatado.

Carolina Argüello Cruz

comunidad@lanacion.com.co

Grandes enseñanzas y hermosos recuerdos dejó ‘Poncho’ entre quienes tuvieron la oportunidad de conocerlo en el Sendero Ambiental de la CAM en Pitalito. La danta de montaña vivió por más de 5 años en este lugar donde fue acogido para emprender un proceso de conservación de esta especie.

‘Poncho’ fue acogido desde que era una pequeña cría por equipo de la Red Contra el Tráfico de Fauna y Flora y la Policía Ambiental quienes llegaron hasta Pitalito, a través de una denuncia ciudadana, porque el pequeño mamífero había sido apartado de su manada y en el afán de la caza de animales su madre había muerto.

Poncho en la celebración de sus 11 años en Marengo.

El animal fue rescatado aún con las señales que tienen las dantas en la edad prejuvenil, es decir, tenía pequeñas manchas en su pelaje. Ya con el paso del tiempo desaparecieron y su aspecto se tornó de marrón oscuro.

Con el paso del tiempo ‘Poncho’ se convirtió en un embajador de las dantas y enseñando todo un proceso de conservación al ir mostrando vivencias que reflejaban cómo es la vida silvestre de esta especie.

El danta murió el pasado 28 de enero de 2019.

En total 25.500 personas tuvieron la oportunidad de compartir con él, de conocerlo, de reír y de disfrutar de su cariño cuando caminaban por los diferentes senderos.

El pasado 28 de enero, el animal falleció a causas naturales, tras enfrentar quebrantos de salud, propios de su edad senil.

Para este proceso, la CAM adquirió un vasto predio montañoso en la vereda Marbella del municipio de San Agustín, zona del Parque Natural Regional Corredor Biológico Guácharos-Puracé. En ese lugar, ‘Poncho’ permaneció, cerca de cinco años, sin embargo, como consecuencia de su estado de improntación, que no le permitió asimilar su vida en un área natural, así como el riesgo de cacería al que se enfrentaba, para finales de 2013, Poncho tuvo que ser devuelto a la Finca Marengo, sede de la Dirección Territorial Sur de la CAM.

Los niños que los visitaron dejaron cientos de cartas en las que se comprometieron en trabajar por su conservación.
Los niños que los visitaron dejaron cientos de cartas en las que se comprometieron en trabajar por su conservación.
Los niños que los visitaron dejaron cientos de cartas en las que se comprometieron en trabajar por su conservación.

Supieron que la especie Tapirus pinchaque   pasó de encontrarse en estado de conservación vulnerable (Vu) a considerarse en estado de Peligro de Extinción (EN) como lo determina, actualmente, la Resolución 1912 de 2017 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible-MADS y por medio de la cual se establece el listado de especies silvestres amenazadas en el territorio nacional.

Museo de Historia Natural

En cumplimiento a lo establecido en la resolución 2064 del 21 de octubre de 2010 del Ministerio de Ambiente, que trata sobre el protocolo para la “disposición de productos, sub productos o especímenes muertos provenientes del tráfico ilegal”, la CAM hizo entrega del cuerpo de esta danta de montaña al Museo de Historia Natural de la Universidad del Cauca, donde permanecerá exhibido como patrimonio material de la humanidad.  Así mismo, serán entregada réplicas en tamaño real de esta danta de montaña para que los huilenses las puedan conocer en los senderos interpretativos de educación ambiental de la CAM en Neiva y Pitalito.

Más de 25 mil personas conocieron y disfrutaron de las vivencias de Poncho.

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios