‘Addicts Stunt’ es un grupo de jóvenes aficionados a las motos que se reúne en  diferentes calles de la ciudad de Neiva, para exhibir sus talentos a la hora de hacer piruetas en sus ‘caballitos’ motorizados. El stunt, es un deporte que nació en Europa, que llegó al país hace varios años y quiere imponerse en Neiva.

Es una práctica peligrosa, pero a los ‘stunters’ la pasión por la velocidad y la adrenalina, los lleva a querer más, no detenerse y exhibir sus mejores acrobacias.

Para Miguel Andrés Alarcón de 24 años y quien practica hace dos años este deporte, se ha convertido en la mejor manera de aprovechar su tiempo libre. “Se siente una gran adrenalina, uno despeja la mente y se olvida de los problemas”.

José Sánchez, expresó que lo que más le gusta es que “tengo la habilidad para  andar en una sola llanta, eso es lo más divertido”.

Geovanni Rivera Córdoba, mecánico de motos es ‘stunter’ hace tres años y confesó que desde que era niño se enamoró de este arriesgado deporte. “empecé con motos de bajito cilindraje, siempre me ha gustado este deporte, desde que era muy pequeño me apasionaba, fue practicando y aprendí a levantar la moto y hacer otros trucos”.

Miguel, aclaró que los ‘stunters’ son conscientes de las molestias que el ruido de las motos puede generar en la comunidad y por eso solicitan un espacio adecuado para poder entrenar. Además, afirmó que han tenido problemas a la hora de practicar, pues constantemente la Policía  los retira de las calles.

“Este deporte no está reconocido en la ciudad, entonces es muy  difícil practicarlo. Porque la Policía nos ve y nos podría quitar las motos, nos desalojan. Pedimos mayor libertad, un espacio adecuado para no incomodar a nadie, porque no le estamos haciendo daño a nadie, no somos delincuentes”.

“No tenemos un lugar fijo, porque a donde vamos nos corren, la Policía nos saca, entonces pedimos que nos den un lugar para seguir entrenando”, añadió Córdoba.

El stunt que tiene más de 400 seguidores en la ciudad espera ser reconocido, y obtener un espacio para que más personas puedan conocerlo y practicarlo.

“Nadie nos patrocina y somos jóvenes que también queremos una oportunidad para hacer algo diferente, el hecho que sea este tipo de deporte, no significa que sea malo, no somos delincuentes. Somos personas de bien, que trabajamos, estudiamos y también queremos salir adelante”, finalizó.

Comentarios