Rodrigo Villalba Mosquera

Es difícil imaginar el desenlace de muchos casos de corrupción que se han registrado en el país y el mundo si no hubiera mediado el trabajo serio, ético, responsable e independiente de la prensa y por supuesto de los periodistas.

Basta recordar el escándalo de ‘Watergate’ en la década de los 70, el que terminó con la renuncia del entonces presidente de los Estados Unidos, Richard Nixon, y para no ir tan lejos, el denominado caso de los ‘Panamá Papers’ en el que un grupo de periodistas de varios países se dieron a la tarea de dejar al descubierto las fortunas que líderes de la política mundial, personalidades de las finanzas y sujetos de fortunas mal habidas, tenían ocultas en este paraíso fiscal.

Se trata de un oficio de trascendencia social, al punto que ha sido catalogado “el cuarto poder”, un ejercicio que ha fortalecido democracias y ha logrado desestabilizar regímenes para defender sociedades.

Con la masificación de las redes sociales que permiten a cualquier persona divulgar información, opinar y hasta denunciar -en muchos casos de manera falsa y temeraria- el papel del periodista se ha convertido en fundamental para mantener bien informados a los ciudadanos.

Hoy quienes tienen credibilidad y respeto son los periodistas que cumplen con las básicas premisas del oficio, como lo es la verdad, la independencia, la imparcialidad y una frase que puede encerrar todas las anteriores, la responsabilidad.

La prensa en Colombia y en especial en las regiones está pasando por un momento difícil, debido a la inestabilidad laboral de muchos periodistas, las bajas remuneraciones y en algunos casos la dependencia de los medios (pauta publicitaria) de los entes del Estado, para el caso las alcaldías y las gobernaciones. Esto ha llevado a que en algunos casos no se lleve la información veraz a la ciudadanía, aunque no es la generalidad.

Es importante destacar a esos periodistas que han marcado la historia de Colombia: García Márquez, Jaime Garzón, Enrique Santos Calderón, Guillermo Cano, Gómez Hurtado, Lucas Caballero y Daniel Samper Pizano. Entre los que permanecen vigentes destaco a Alejandro Santos, Antonio Caballero, Daniel Samper Ospina, Yamid Amat, María Elvira Samper, María Jimena Duzán, Ramiro Bejarano, Juanita Vélez y Daniel Coronell, entre otros grandes comunicadores y columnistas que tienen credibilidad por su trabajo serio y responsable.

En el contexto local debo resaltar el trabajo dedicado de periodistas como Claudia Medina, Jesús Rojas, Norberto Castaño, Javier Leyton, Jhon Fredy Figueroa, Marco Fidel Yucumá, Alfonso Vélez, Miguel Perdomo, Jorge Parga, William Gutiérrez, Silvia Artunduaga, Jerson Ortiz, Francisco Arguello, Reinaldo Rodríguez y Edgar Artunduaga, entre otros.

A ellos y a todos los periodistas de mi Huila el reconocimiento por el trabajo que a diario realizan en beneficio de los intereses de la ciudadanía y el estímulo a seguir en esa senda. Feliz Día del Periodista.

Comentarios

comentarios