RICARDO AREIZA

unidadinvestigativa@lanación.com.co

Por fin la Facultad de Educación  y el Instituto de Lenguas Extranjeras de la Universidad Surcolombiana tendrán una nueva sede. Después de casi tres años de gestión, el proyecto se abrió paso.  La financiación con tasa compensada quedó totalmente garantizada. También la última fase para el edificio de Economía.

En cambio, el campus en ‘Trapichito’, con un costo aproximado de 50.000 millones de pesos, quedó por ahora congelado.

El Ministerio de Hacienda autorizó a la Usco para contratar el crédito interno hasta por 12.000 millones de pesos para las dos primeras obras.

La  construcción del edificio de Educación costará  10.500 millones de pesos. Con el resto, se financiará  la dotación, acústica, mobiliarios y equipos del auditorio de la Facultad de Economía y Administración. Para la dotación (sonido, aires, luminotecnia para el escenario y silletería) se destinaron 1.500 millones de pesos.

El ministro Alberto Carrasquilla Barrera autorizó además, la intermediación financiera y le impartió el aval para pignorar las rentas propias que garanticen hasta un 130%  del servicio anual de su deuda.

La operación de redescuento fue aprobada el 25 de enero y la semana pasada cobró plena vigencia al expedirse la Resolución 228 de 2019.

La sede para Educación y para el Instituto de Lenguas Extranjeras.

La obra

La moderna sede con  dos bloques, tendrá seis pisos con 44 aulas para programas de pregrado, posgrados, laboratorios y oficinas. Están programados tres laboratorios, un auditorio y una biblioteca especializada.

El edificio será asignado al Instituto de Lenguas de la Usco, (Ileusco) que generará parte de los recursos destinados para pagar el empréstito.

La nueva sede de la Facultad de Educación será ejecutada en dos fases. La primera contemplará la construcción de las aulas para descongestionar la sede central y la segunda etapa contempla oficinas, laboratorios y otros espacios.

Desde que se obtuvo el aval, la Usco avanzó en la elaboración de los términos de referencia para la contratación de las obras. “Creemos que el proyecto podrá iniciarse en poco tiempo”, indicó un vocero del Consejo Superior.

Actual sede de Ilesusco

Los avales

Inicialmente la operación obtuvo el aval del Departamento Nacional de Planeación. El 23 de abril de 2018, emitió concepto favorable para contratar el crédito público interno sin garantía de la Nación.

Después, el Ministerio de Educación emitió concepto de viabilidad técnica a los dos proyectos el 22 de junio de 2018.

El endeudamiento fue aprobado por el Consejo Superior el 2 de noviembre de 2017. Sin embargo, por la engorrosa tramitomanía, las autorizaciones ‘pro tempore’ fueron varias renovadas. La última ampliada por seis meses se hizo el 13 de septiembre de 2018 (Acuerdo 046) en las postrimerías del pasado mandato de Reyes Gaspar, quien promovió el proyecto con su sucesora Nidia Guzmán, ex decana de Educación.

La obra hacía parte del proyecto mejoramiento de la infraestructura educativa. La primera en terminarse fue la Facultad de Economía con una inversión de 4.517 millones de pesos.

Adicionalmente, se avanzó en la construcción del nuevo campus, en la antigua hacienda ‘Trapichito’, actualmente congelado.

Financiación

La Financiera del Desarrollo Territorial (Findeter) anunció la posibilidad de facilitar el empréstito. El ofrecimiento quedó consignado el 8 de agosto de 2018.

La financiación se haría a través de la modalidad de redescuento, otorgando una tasa final de interés de (IBR + 0.61 mes vencido.) La intermediación financiera fue avalada por Bancolombia.

Como garantía para la financiación del empréstito interno la Usco pignorará durante 12 años los recursos provenientes de la Estampilla Pro-Desarrollo Universidad Surcolombiana recaudada por la Gobernación.

Además, pignorará otro porcentaje de los recursos provenientes de la devolución de IVA y los excedentes de los proyectos liquidados, producto de la venta de servicios ofertados por la Facultad de Educación.

Condiciones

El empréstito fue autorizado con un plazo de doce años, contados a partir de la fecha del desembolso. Incluido un periodo de gracia a capital de dos años,  pagadero en 120 cuotas mensuales iguales y consecutivas.

Durante este plazo, incluido el periodo de gracia,  la Usco pagará sobre saldo a capital adeudados, intereses corrientes a la tasa IBR (Mes vencido) certificada por el Banco de la República. Adicionada en 0,61% de los cuales -0,26%  serán para Findeter y 0,87% para Bancolombia.

Los intereses serán ajustados mes a mes según el Indicador Bancario de Referencia  (IBR)  incrementado en los mismos puntos porcentuales.

 Destinación

Los recursos provenientes del empréstito serán destinados exclusivamente para la construcción de la sede de la Facultad de Educación estimada en 10.500 millones de pesos. Además, 1.500 millones de pesos para la dotación acústica, mobiliario y equipos para la Facultad de Economía y Administración.

Lo que sigue

Con esta autorización, la Usco en desarrollo de la autorización podrá celebrar el crédito interno  y la pignoración de las rentas, redescontable ante Findeter. Igualmente quedó facultada para firmar los pagarés por los desembolsos que reciba.

La minuta del contrato fue aprobada por el 12 de diciembre de 2018 por la Subdirección de Financiamiento del Ministerio de Hacienda.

Los recursos provenientes del empréstito tendrán que ser incorporados al presupuesto de la Usco para poder efectuar los pagos derivados del crédito.

Una vez perfeccionada la operación solicitará a la Dirección Nacional de Crédito Pública su inclusión en el Sistema de Deuda Pública (base de datos).

Campus  en veremos

El nuevo campus, una de las obras de gran envergadura promovida por el anterior rector, Pedro Reyes,  está por ahora congelado.

Según miembros del Consejo Superior, además de la cuantiosa financiación, superior a 50.000 millones de pesos, requerirá las obras de urbanismo y la factibilidad de los servicios públicos.  “Mientras no se resuelva ese aspecto, el campus no estará en la agenda de prioridades”, explicaron.

De hecho, aunque el ‘Campus’ ya fue presentado al Gobierno Nacional para su eventual financiación, por ahora, no cuenta con recursos, ni figura en la agenda de Carrasquilla.

“No obstante, se están adelantando las gestiones para buscar la cofinanciación. Pero no será fácil”, aseguraron.

El campus no reemplazará las instalaciones de la sede central. Hacia el futuro está previsto un centro de biotecnología, una escuela de posgrados para la región Surcolombiana con programas semipresenciales.  Además, podrán funcionar otras facultades aun no definidas.

Los rediseños fueron elaborados por los arquitectos Robinson Rengifo, Robinson Jaramillo y Hugo M. Cardona.

De acuerdo con los estudios preliminares, la primera fase incluiría un bloque administrativo, el edificio de investigaciones y biotecnología y un bloque que albergue dos facultades con sus respectivos programas.

Una segunda fase contemplaría varios complejos deportivos, sedes para otras facultades y dotación de grandes espacios para eventos culturales y artísticos.

Comentarios