El libro “Caficultura huilense, modelo de paz y prosperidad” hace un recuento de las décadas que transcurrieron luego de ese memorable 27 de octubre de 1928, año en el que un grupo de hombres, visionaron la actividad cafetera regional desde una institucionalidad.

El libro de los 90 años del Comité de Cafeteros del Huila recoge el compromiso de los productores que a diario, cultivan el grano en la región, además, los procesos de desarrollo social, económico y comercial que la agremiación ha promovido en los 33 municipios cafeteros del departamento.

En las 121 páginas, que dan continuidad a lo escrito por José Chalarca en su libro “La caficultura en el Huila, historia y desarrollo”, plantean una estructura de contexto, en la que se describe la memoria de productores y líderes del gremio que durante el siglo pasado y lo transcurrido del presente, han construido las bases de la caficultura actual; una presentación y un análisis de lo logrado por el Comité  Departamental a través de la asociatividad  y un apartado de metas y objetivos a cumplir durante los siguientes 10 años.

Así mismo, resalta la equidad de género y los procesos de paz en las zonas rurales colombianas, soportado en la sostenibilidad de su actividad cafetera.

¿Qué puede encontrar en el libro?

Durante las primeras 28 páginas se hace un recorrido del origen del café en el Departamento del Huila, teniendo en cuenta la incursión de la mujer en el Congreso Nacional Cafetero y los hitos históricos del Comité Nacional de Cafeteros del Huila.

El recorrido por el libro continúa en los capítulos dos y tres, explicando los integrantes del Comité Departamental y las diferentes contribuciones del sector al departamento del Huila, resaltando siempre la equidad de géneros y la cooperatividad como el eje central de desarrollo, logrando un impacto social, ambiental y productivo.

Siguiendo la lectura se encuentra el cuarto capítulo donde se reconoce por qué el Huila es el primer productor de café de Colombia, teniendo en cuenta, lo que se desarrolla en los capítulos cinco y seis, la calidad y la técnica para lograr un café de calidad.

Ahora bien, en el apartado siete de este gran documento, se cuenta la historia de Maritza Rivas Fierro, una mujer de 42 años que con su familia logró sobrevivir y construir su proyecto de vida amparada en el café como símbolo de progreso y desarrollo.

Ya en los últimos capítulos se puede encontrar las proyecciones y diferentes retos que tiene el Comité de Cafeteros del Huila como el Parque Temático Agroturístico del Café, las Centrales de Beneficio y el Centro Tecnológico del Café.

La obra de arte

La portada del libro la realizó las manos de la artista plástica laboyana, Vilma Chávarro Rojas. La serie se llama Los aromas de mi tierra y despierta el sentir intangible que encierra un grano de café, los colores que abrazan la bandera del departamento del Huila con sus riquezas naturales, arraigos, y emprendimiento de su gente para hacer de cada día una verdadera historia.

Según la artista, “Los frutos del café maduro hacen armonioso el paisaje huilense y muestra los 90 años que el Comité de Cafeteros del Huila lleva sembrando futuro, contribuyendo a la excelente calidad del grano y al bienestar de las familias cafeteras; esta es una entidad que realiza acciones para que este grano traspase fronteras”.

Así, cada uno de los elementos que componen esta increíble obra de arte no fueron puestos al azar, fueron pensados para transmitir un mensaje. Como la flor del café que por su color simboliza la paz en todo su esplendor y es el comienzo de la vida. Además, refleja la infancia, y pureza del corazón de los niños campesinos, quienes tienen toda una vida por descubrir.

La gota, nos enseña a tomar la decisión de crecer y acercarnos a Dios. Permite aprecia la constancia del trabajo del caficultor y su realidad en el ejercicio de un trabajo arduo poco reconocido.

El colibrí al chupar el néctar de la flor nos enseña a degustar una taza de café y la presencia de este en los cafetales siempre es agradable igual que un niño inquieto y travieso, cuando aparece muestra lo bonito de la vida y nos enseña a abrir los brazos a los cambios positivos

Por último, el café en color marrón representa a la Madre Tierra y se muestra con su reconocido sabor y aroma. Es orgullo huilense, producto insignia que se relaciona con la historia de un pueblo huilense laborioso, trabajador y constante.

Sin duda alguna, este libro aparte de recopilar información, cifras y estadísticas valiosas sobre el trabajo que se ha luchado para lograr ubicar el café del Huila como el mejor del mundo, es también una obra de arte que muestra el encanto y las historias que tienen por contar cada caficultor que desde diferentes lugares del territorio, han impulsado el desarrollo de una actividad que actualmente deja muy bien ubicado al país.

Ficha bibliográfica  

Título: Caficultura huilense, modelo de paz y prosperidad

Autores: Roberto Vélez Vallejo, Jorge Enrique Montenegro Polanía, Angélica Liliana Trujillo Espinosa y Carlos Alberto Romero Artunduaga.

Edición: Primera

Año: 2018

Páginas: 121

Diseño e impresión: In Genio S.A.S

ISBN: 978-958-56800-0-5

Comentarios