Gloria Enid Perdomo, gerente General de Las Ceibas, Empresas Públicas de Neiva E.S.P.

Gloria Enid Perdomo, gerente General de Las Ceibas, Empresas Públicas de Neiva E.S.P., habló con LA NACIÓN sobre la modernización del alumbrado público de la ciudad y la posibilidad de que sea esta empresa pública la encargada de sacar adelante el proyecto que fue aprobado en primer debate por el Concejo y cuyo futuro se define esta semana.

¿Por qué Neiva debe invertir en el alumbrado público, si esta no es considerada por muchos la necesidad más primordial de la ciudad?

El alumbrado público es fundamental para cualquier ciudad actualmente, al modernizarlo, podremos realizar una operación más eficiente, bajar los costos de energía en el mediano y largo plazo, le vamos cerrando espacios a la delincuencia y logramos que la comunidad se sienta más segura. Incluso hay beneficios como el aumento en el nivel de seguridad vial y una mejoría en el flujo del tráfico. Todo esto sin contar los beneficios ambientales, pues al cambiar a luces led, se dejan de generar las 10.000 toneladas de CO2 que producen las actuales bombillas cada año y reducimos las emisiones de Gases de Efecto Invernadero. Si no empezamos a tomar medidas de largo plazo, no lograremos convertir a Neiva en la ciudad que queremos.

¿Estaría Las Ceibas en la capacidad para modernizar el alumbrado y prestar el servicio?

Las Ceibas cuenta con la experiencia, tanto para modernizar el alumbrado y cambiar el actual -que ya está obsoleto- como para prestar el servicio. Llevamos cerca de 60 años gestionando el ciclo integral del agua y por eso asumimos el reto del mantenimiento del alumbrado público, frente al que hemos respondido por más de un año. En casi cinco décadas hemos impulsado el desarrollo de Neiva, hemos crecido al ritmo de la ciudad, hoy, nuestra experiencia nos permite ir un paso adelante. Por eso sabemos que podemos hacerlo, si esa es la decisión que se toma.

¿Concretamente qué es lo que se requiere? ¿De dónde saldrían los recursos?

Lo que necesita Neiva es cambiar más de 24.000 luminarias por tecnología LED en toda la ciudad, esto se haría vía un préstamo al municipio por 30.000 millones de pesos, que luego se pagaría con el recaudo del impuesto al alumbrado público, sin que los usuarios tengan que pagar más de lo que están pagando actualmente. Al ser un impuesto de destinación específica, se puede utilizar en la prestación, mejora, modernización y ampliación de la prestación del servicio de alumbrado público.

¿El costo-beneficio de una medida como esta, realmente vale la pena para Neiva?

Actualmente Neiva tiene un modelo de primera generación que no es eficiente y además contamos con un parque lumínico obsoleto con todos los impactos ambientales, sociales y económicos que esto conlleva. Una medida como esta nos permitiría ahorros energéticos y económicos de entre el 40% y el 60%, esto sin contar los beneficios ambientales. La modernización del alumbrado público nos permite tener una ciudad más moderna, eficiente y sostenible, con mejores servicios para los ciudadanos, porque además, podremos planear integralmente el servicio.

¿Qué ganan los ciudadanos y la ciudad con la modernización del alumbrado público?

El proyecto de modernización y expansión del Sistema de Alumbrado Público garantiza los niveles de iluminación apropiados para cada tipo de vía del municipio, de tal manera que los vehículos y los transeúntes puedan movilizarse de manera segura, así como desarrollar la política de eficiencia energética. El ahorro de energía para la ciudad será de entre el 40% y el 60% debido al menor consumo, bajo costo de mantenimiento y mayor poder lumínico. Es decir, más eficiencia debido a que tiene mayor vida útil. Incluso, al ser más focalizada y menos difusa la luz LED ofrece mejor visibilidad y reduce la contaminación de luz. Además, al cambiar el sistema análogo, podremos tener control sobre la intensidad de la iluminación.

 

Comentarios