la mujer fue arrollada por una motocicleta, al intentar cruzar la avenida 6W con circunvalar.

Nancy Stella Herrera Guarnizo pretendía atravesar a pie la avenida 6 W para tomar un taxi que la llevara de regreso a su casa después de haber pasado una tarde de domingo familiar, pero se convirtió en la nueva víctima mortal por accidente de tránsito en Neiva. La mujer de 54 años de edad, perdió la vida de manera fulminante, atropellada por una motocicleta en esta agitada vía de la ciudad.

Era la cuarta de seis hermanos a los que ayudó a sus padres a “criar”, y por muchos años se ganó el sustento diario vendiendo lotería y otros juegos de apuestas.

Residía junto con su hermana Liliana en su casa paterna, ubicada en el barrio San Francisco de Asís en la comuna seis, sur de Neiva, de la que nunca se separó pese al paso de los años. Sin haber formado otro hogar, fue esta casa de vivo color azul, la testigo de sus experiencias vividas.

De allí salió Nancy el pasado 10 de febrero para visitar a su hermano Jorge Eduardo Herrera en su vivienda en el barrio Rodrigo Lara, como lo hacía por lo general cada 15 días los domingos. Durante varias horas, Nancy disfrutó de la conversa con su cuñada y sus hermanos. Luego Jorge se despidió de Nancy a las 5:20 de la tarde y se fue a emprender su turno como guarda de seguridad, sin pensar que era la última vez que la veía con vida. Nancy continuó un par de horas más allí, hasta que entrada la noche decidió regresar a casa.

Nancy Stella Herrera Guarnizo.

Doloroso impacto

Sobre las 8: 15 de la noche, Nancy Stella Herrera Guarnizo salió caminando con su hermana Liliana, su sobrina con leve retraso mental y el esposo de esta, quienes la acompañaron a la avenida 6W a tomar un servicio de taxi.

Pero al intentar pasar esta vía, ocurrió lo inesperado. Los caminantes vieron que un grupo de motocicletas se aproximaban en sentido norte- sur de la calzada y confiaron que se podía alcanzar a pasar, pero la alta velocidad que llevaban estos vehículos le ganó por ventaja el cálculo a Nancy.

Los acompañantes se apuraron a pasar la calle, y Nancy quedó atrás; en cuestión de milésimas de segundos, para cuando se decidió a cruzar también, la envolvió la tragedia. Una de las motos arrolló a Nancy en toda la mitad de la vía, produciéndole un severo golpe en la cabeza, los demás solo escucharon a sus espaldas el fuerte impacto.

No se conoce aún con certeza la identidad del conductor de la motocicleta Pulsar de alto cilindraje, de placa JNK57E, color naranja, pero lo cierto es que también resultó con serias lesiones. Además, otra de las motos también perdió la estabilidad y cayó al suelo. Todo era un caos.

 

Murió en la vía

Jorge, indica que uno de los paramédicos de la primera ambulancia que llegó al sitio del siniestro, le tomó el pulso a Nancy, que yacía agónica sobre el asfalto, pero vio que no había nada que hacer. “Mientras que las demás personas que se agolparon ahí y los familiares le decían llévenla, llévenla, todavía está viva, pero el hombre la dejó ahí y se fue a atender al motociclista herido y a él si lo trasladó de inmediato hasta un centro asistencial”, narró Jorge.

La vida de la vendedora de lotería se extinguió. Por más de una hora el cuerpo de Nancy estuvo sobre la vía, cubierto por una sábana hasta que personal idóneo llegó a realizar el levantamiento del cuerpo.

Allegados la recuerdan como mujer guerrera, luchadora y que vivía por su familia.

“No me explico estos locos por qué andan a esa velocidad por esa avenida, no respetan que una persona esté cruzando la calle, antes más como que  aceleran la moto. Y el Gobierno le pone cuidado a las cosas ya cuando suceden tragedias como esta de mi hermana, ojalá ahora si instalaran reductores de velocidad o puente peatonal”, menciona Jorge.

Al igual que él, la comunidad de este sector donde se produjo el lamentable hecho que hoy enluta a una familia neivana, hizo también la reclamación para evitar que sigan sucediendo más tragedias.

Una de las habitantes del sector expresó, “Este sitio es de alto flujo de vehículos pesados y livianos que ingresan a la capital huilense y las personas deben darse a la competencia con ellos en el cruce de la avenida. Que tengan en cuenta a quienes residen en los sectores de Los Dujos, Andaquíes y Mediterráneo que pretenden pasar a la iglesia del barrio Rodrigo Lara, a los niños que salen de las escuelas. Ahora, por este sector no se tiene servicio de transporte urbano desde que comenzaron las obras por la calle de la Universidad Surcolombiana. Ojalá y esta vez, con esta nueva víctima se prendan las alarmas, porque recuerdo que hace algunos años también fue atropellada otra mujer que intentó cruzar la calle, y no pasó nada”.

El cuerpo de Nancy fue entregado ayer en Medicina Legal a sus familiares, y desde anoche lo velan en su casa en San Francisco de Asís. Las exequias se llevarán a cabo el día de hoy.

Donde reina gran flujo vehícular y exceso de de velocidad, afecta la ausencia de un puente para los peatones.

Comentarios