Germán Palomo García

El Artículo 35 del proyecto de Plan Nacional de Desarrollo del actual gobierno  sometido la semana pasada al Congreso de la República incluyó una polémica propuesta que da al Ministerio de Hacienda la exclusividad sobre la estructuración del Presupuesto General de la Nación (PGN) en materia de inversión. Hoy, el PGN es elaborado coordinadamente por las dos instituciones pero le deja a Planeación, DNP, “evaluar las políticas públicas y proyectos de inversión”. La presupuestación es una función inherente a Planeación así se cuente con un ministerio especializado ya que la visión fiscal no es la única que debe tenerse en cuenta para la estructuración del componente de inversión pública. Por el contrario, al DNP, como a todos los despachos de Planeación en los entes territoriales, le corresponde la armonización de todas las proyecciones del gobierno para que su ejecución se cumpla según lo definido. De acuerdo con la argumentación de Min hacienda, se busca “fortalecer la articulación en el proceso de programación, elaboración, presentación y modificación del PGN…” no puede entenderse un mejoramiento de la articulación excluyendo del proceso al DNP pues sencillamente sería asumir la totalidad de estas acciones desconociendo de plano las actuales responsabilidades. Por supuesto, la primera acción de un planificador es verificar que lo que planificó resultó como se esperaba o, por el contrario, que hay que redireccionar por lo que evaluar políticas y proyectos no es una dádiva que otorgaría este proyecto al DNP. Razón le asiste al presidente de Fedesarrollo y exdirector del DNP Luis Fernando Mejía, al considerar como “un golpe mortal” para el DNP el contenido de este artículo 35. Si se quiere mejorar la coordinación entre estas dos instituciones y otras que tienen que ver con las ejecuciones presupuestales vale considerar eliminar algunos trámites de planeación que no tienen que ver con esta como certificaciones y otras labores que le quitan tiempo al DNP que podría destinar para las evaluaciones que tiene que hacer y aplicar lo mismo al nivel territorial. No podemos olvidar que 80% de la inversión contenida en el PND “Pacto por Colombia, Pacto por la Equidad” corresponde a recursos que se orientan a la regionalización por lo que su evaluación debe estar muy en coordinación con las contrapartidas que se deben garantizar.

 

Comentarios