Uniformados de la Policía llegaron hasta las veredas del corregimiento de San Luis para entregar kit escolares.

Carolina Argüello Cruz

comunidad@lanacion.com.co

La felicidad de los niños del corregimiento de San Luis no se pudo describir al momento en que uniformados de la estación de Policía llegaron con regalos para ellos.

Las cajas ‘sorpresa’ estaban llenas de cuadernos, lápices, colores, reglas colbones, sacapuntas y borradores que, sin duda, iban a mejorar sus condiciones de estudio.

“Aunque estos detalles parezcan pequeños e insignificantes para muchas personas, para los niños de San Luis fue el mejor de los regalos, más por las condiciones en que ellos viven”, resaltó el intendente Ronald Flórez Sánchez, comandante de la estación de Policía de San Luis.

Este corregimiento hoy respira paz y prosperidad gracias a la firma de los acuerdos de paz de en La Habana, es decir, que desde hace 18 meses volvió a hacer presencia de la fuerza pública en esta población que desde el año 1994 cuando una toma guerrillera sacó del camino a la Policía nacional y tomó el poder de este territorio.

Las balas ya fueron silenciadas, ojalá para siempre, en esta zona que hoy volvió a ver el florecer de su territorio.

“Yo tomé la iniciativa de buscar ayudas y encontré muchas organizaciones que ayudaron para que se cumpliera el objetivo de llegar hasta veredas que para llegar se demora 1 o 2 horas caminando; lugares donde hay niños con diferentes limitaciones y que así anhelan llegar diariamente a su escuela”, aseguró el Comandante.

Estos apoyos fueron recibidos de parte de la Organización Internacional de Migración y el grupo Ramos Charry que aportaron para que se completaran las ayudas, sin embargo, los uniformados extendieron la invitación para que lleguen más ayudas.

“Nosotros tendremos los brazos abiertos para todas las ayudas que quieran llegar, queremos que la comunidad sienta que la Policía está siempre atenta para brindar cualquier acompañamiento”, indicó Flórez Sánchez.

 

 

 

 

 

 

Comentarios