Juan Diego Aldana Vargas, no sólo habría asesinado a golpes a Lina Marcela Puentes Ninco, sino que trató de incinerar su cuerpo.

El brazo izquierdo con quemaduras de tercer grado y parte del colchón quemado, permitieron a las autoridades establecer que el cuerpo sin vida de Lina Marcela Puentes Ninco, trató de ser incinerado por el joven Juan Diego Aldana Vargas, principal sospechoso de la muerte de la mujer.

Así lo dio a conocer ayer, el Fiscal Quinto Seccional de Neiva de la Unidad de Vida en las audiencias preliminares ante la Jueza Séptima Municipal de Neiva con Funciones de Garantías, quien avaló la captura del presunto asesino.

El cuerpo sin vida de Lina Marcela, de 30 años de edad, fue encontrado cubierto por un colchón, en la habitación de la vivienda donde reside Aldana Vargas, ubicada en la carrera 31 con calle 24 en el barrio Puertas del Sol en el sur de la capital huilense. “El cuerpo estaba en medio de dos colchones”, dijo el Fiscal.

 

Golpes y quemaduras                                                         

Luego de ocho horas de necropsia al cuerpo sin vida de la joven, los médicos legistas del Instituto de Medicina Legal, establecieron que presentaba quemaduras de tercer grado en el brazo izquierdo. “Juan Diego, trató de ocultar su crimen al pretender incinerar a Lina Marcela Puentes Ninco. Las quemaduras en el brazo izquierdo fueron post mortem, es decir después de la muerte”, manifestó el Fiscal, al referirse al informe de Medicina Legal.

La intención de incinerar el cuerpo sin vida, así lo establecieron los investigadores al encontrar que parte del colchón donde fue hallado el cadáver, se encontraba quemado. “Los policías observaron una quemadura en parte del cuerpo de la víctima y en el colchón, estableciendo que evidentemente se le había prendido fuego al elemento material probatorio”, señaló el delegado del ente acusador.

Agregó que la propietaria de la casa donde vivía Aldana Vargas, percibió un olor a quemado en las horas de la mañana del pasado lunes.

Los rastros de quemadura, no fueron los únicos signos de violencia en el cuerpo de la joven mujer, también fueron descubiertas agresiones sexuales y golpes que la llevaron a la muerte. “La necropsia dejó al descubierto que la víctima sufrió traumas contundentes en la cabeza, cara, espalda, costado izquierdo del tórax y sangrado en el pulmón izquierdo”, indicó el Fiscal.

Señaló que Juan Diego, colocó a Lina Marcela en estado de indefensión, “sometiéndola a una agresión sexual antes de la consumación de su muerte. Hay traumatismo contundente y hematomas. No se descarta asfixia por sofocación”.

Explicó que el cuerpo fue encontrado sin vida, una escena sexualizada, “es decir semidesnudez y un preservativo al lado”.

 

Instrumentalizó el cuerpo

Minutos antes de ser asesinada, Lina Marcela, al parecer fue atacada por Aldana Vargas, para someterla a actos sexuales. “La blusa y el brasier estaban rasgados, con olores a quemado, el short estaba invertido”, dijo el Fiscal.

Explicó que el joven ejerció sobre el cuerpo de la víctima actos de instrumentalización de género y sexual. “El victimario acudió a un lugar de lenocinio en donde la víctima trabajaba ejerciendo la actividad de prostitución y contrató sus servicios sexuales realizando actos de opresión y dominio al haberla golpeado de manera inmisericorde como se desprende de las múltiples lesiones que tenía con elementos contundentes en diferentes partes del cuerpo…”.

 

La sacó del bar

La última imagen de Lina Marcela con vida, quedó registrada en una cámara de seguridad del bar donde trabajaba, ubicado en la carrera Quinta Sur en la zona industrial de la capital huilense, pasadas las 11:30 de la noche del sábado 9 de febrero.

Señaló el Fiscal que en la imagen se observa a la mujer saliendo del establecimiento comercial en compañía de un joven, con las mismas características de Aldana Vargas, con quien estuvo departiendo junto a otra persona. “Se evidencia en un video del bar el momento en que Lina Marcela, abandona el lugar con una persona de iguales características a las del aquí imputado…”.

El descubrimiento del cuerpo ocurrió, cuando policías del CAI del barrio Timanco, acudieron con Carlos Mario Aldana Puentes, padre de Juan Diego, a la casa del joven, luego de recibir una llamada de él, en la que le señalaba a su progenitor que pretendía suicidarse.

“El padre de Juan Diego manifestó que recibió una llamada telefónica que fue contestada por su esposa, en donde sintieron que su hijo se encontraba alterado, que realizaba manifestaciones expresas, que la había embarrado, que la había cagado, y que se iba a suicidar. Le manifestó que allí en su residencia había el cadáver de una mujer”, relató el Fiscal.

El joven abrió la ventana de la puerta, tenía un cuchillo en la mano y señalaba que se iba a matar. Después de una hora y media de diálogo con los uniformados, el papá y la novia, Aldana Vargas accedió a salir de la casa y entregó el cuchillo.

En ese momento, los policías lograron observar el cuerpo sin vida de una mujer y dieron captura al joven. “Al abrir la puerta los policías observan que al interior de la habitación se encontraba el cuerpo sin vida de una mujer, al igual que con signos evidentes de descomposición”, manifestó el funcionario judicial.

El Fiscal le imputó a Juan Diego Aldana Vargas el delito de feminicidio agravado y se enfrenta a una pena entre 41 y 50 años de prisión.

2: Lina Marcela Puentes Ninco.

Comentarios