LA NACIÓN acaba de dar a conocer la historia de María Catalina Gómez Quiza, una joven ciclista huilense que decidió irse a probar suerte en otra región del país porque en su tierra no encontró apoyo.

Catalina tiene 23 años de edad y como muchos deportistas, probó varias disciplinas hasta que se quedó con una. “Siempre me gustó más el ciclismo, siempre era el deporte que me apasionaba más, tenía ese talento y afinidad. Muchos compañeros me recalcaban bastante que me dedicara al ciclismo, que eso era lo mío. Y a mí me parece este un deporte más conocido, más proyectado, tiene gran afición y más apoyo”, dijo ella, cuando se le preguntó por el ciclismo.

Sin embargo, aquí viene lo doloroso. No encontró el suficiente apoyo en el Huila y decidió irse para el Tolima, en donde de inmediato le abrieron las puertas. “No fue una decisión fácil, pero pensé en mi futuro, son muchos sacrificios y cosas por las que he tenido que pasar y debía tomar una decisión en la que estoy firme y muy motivada, aunque consiente de que no será un camino fácil, pero espero adquirir cada día más experiencia”, dijo Catalina.

La deportista hace la siguiente reflexión contundente: “Creo que el ciclismo no está bien orientado, es lamentable porque en el Huila hay muy buen talento, tengo compañeros que son buenos y disciplinados y encontrar deportistas así no es fácil. Pienso que más allá de apoyo hace falta una dirección técnica, un trabajo programado, bien desarrollado y estructurado. Eso no existe, los deportistas entrenan como pueden y eso es una lástima”.

Ojalá este mensaje retumbara en la dirigencia deportiva del Huila y en el caso de nuestros gobernantes, el apoyo al deporte siempre estuviera en las prioridades de su agenda.

Comentarios