En la sede principal de la Fundación, los ladrones se llevaron comida, televisores, computadores y otros objetos. Fotos suministradas

Impotencia, rabia y gran tristeza es lo que genera el acto vandálico del que fue blanco en la ciudad de Neiva Guipas Fundación Semillas de Vida, que por 18 años viene realizando una importante labor con niños, jóvenes y adultos afectados por el VIH Sida y de recursos económicos bajos.

Su fundador Alberto Osorio, inmensamente acongojado narró que el pasado jueves 7 de febrero, cerca de las 3 de la madrugada delincuentes armados se metieron por una claraboya del segundo piso a la sede de la fundación, ubicada en el barrio Las Palmas en la Calle 20 N. 58-53, y tras amenazar a quienes en ese momento dormían, procedieron a llevarse varias cosas del lugar.

“Habíamos cuatro personas ahí en la sede, unos cuatro sujetos con el rostro cubierto y guantes nos encañonaron con un arma en la boca, nos encerraron en una habitación, a mí me golpearon varias veces mientras me preguntaban que dónde yo guardaba la caleta. Luego se llevaron un montón de cosas de la fundación, dos televisores y los computadores con los que trabajamos que nos los habían donado otras personas, el mercado de los guipas, ropa de los guipas, una bicicleta, los juguetes de los niños”.

 

No les bastó con eso

Pero la delincuencia no tuvo límites para con esta Fundación. El miércoles 13 de febrero en horas de la madrugada, nuevamente los ladrones hicieron de las suyas. Esta vez, ingresaron por una ventana y sorprendieron a Alberto Osorio quien se encontraba solo en la sede.

Arrasaron con lo poco que allí quedaba, un televisor, alimentos, dinero en efectivo de una donación que habían recibido para la compra de mercado, y más juguetes.

El valor de pérdidas materiales  ascendería a unos 25 millones de pesos.

“Lo que a mí más me duele es que se hayan llevado la comida de los 120 niños a los que ayudamos, porque precisamente cuando nos atracaron ese día fue día de mercado y lo teníamos todo ahí para distribuir a las demás sedes”, dice rompiendo en llanto el fundador de Guipas.

Después de estos hurtos, ahora los niños tampoco pueden disfrutar de sus programas favoritos que veían en la televisión, ni de sus juguetes nuevos que les habían sido donados en esta última navidad.

Alberto, menciona que en todos estos años de labor de la Fundación no ha pedido dinero a los gobiernos ni a nadie, y que las ayudas que reciben son en especie y directamente del donador.

“Nos robaron también la tranquilidad, porque ya en la fundación el único que me estoy quedando de noche soy yo. Ya estamos consiguiendo la manera para pagar un sistema de alarma monitoreado, por una empresa que nos lo da a crédito”. Indicó además que ya instauró dos denuncias ante las autoridades.

Guipas Fundación Semillas de Vida funciona hace 18 años para ayudar a niños, jóvenes y adultos con VIH Sida., y de escasos recursos eonómicos.

 

Loable labor

Guipas Fundación Semillas de Vida ayuda a 120 niños huilenses de escasos recursos, 78 de ellos padecen de VIH Sida, y los demás son niños también de zonas vulnerables que pasan por diferentes necesidades.

La Fundación tiene varios frentes de trabajo. En la casa donde ocurrieron los hurtos, funciona la parte administrativa y el hogar de paso para personas adultas con Sida que llegan de otros municipios a Neiva, para acudir a sus controles y citas médicas. Allí, se les brinda comida además de una cama limpia donde dormir.

Otra casa de la Fundación es el Hogar Nuestra Señora de Fátima, que atiende a menores de edad embarazadas que padecen Sida. Está también el Hogar para niños huérfanos, y una finca en donde 94 personas con esta enfermedad pasan los últimos días de su vida. Un Banco de alimentos y medicamentos, es también otra de las iniciativas en las que se trabaja la Fundación.

Su fundador Alberto Osorio, ha sido postulado en Titanes Caracol por esta inmensa labor que realiza. Tiene 55 años, de los cuales 30 ha logrado sobrevivir con la temible enfermedad del Sida. “Mi abuelo me decía que Dios solo daba el peso que uno pueda llevar”, es su dicho favorito.

Menciona Alberto que durante los 18 años que lleva de construida su Fundación Guipas, nunca habían sido objeto de un acto violento de tal magnitud. Estos hechos lo tienen visiblemente acongojado. El número de celular a donde pueden contactarse con él las personas que deseen ayudarle con donaciones es el 3158547882.

Los alimentos que habían sido donados se los hurtaron.

Comentarios

comentarios