Flora Perdomo

El Gobierno Nacional  acaba de presentar ante el Congreso de la República el proyecto de ley mediante el cual se establece el Plan Nacional de Desarrollo denominado “Pacto por Colombia, Pacto por la Equidad”, sin lugar a dudas será a lo largo de la legislatura que comienza el tema central de los debates y las discusiones; por un lado el Gobierno buscando el consenso de los distintos sectores políticos para que sea avalado y por el otro la clase parlamentaria que tenemos la responsabilidad de analizar, estudiar y posteriormente decidir la conveniencia o no de lo allí estipulado. Es importante advertir que en lo personal he venido haciendo un estudio detallado de la iniciativa que se justifica señalando que es imperativo ponerse de acuerdo en un gran pacto en donde concurran las inversiones públicas, privadas y los esfuerzos de los diferentes niveles de lo público para que, como Estado, se puedan definir el conjunto de prioridades, que generarán la verdadera transformación del país.

Esta propuesta contempla entregarle facultades especiales al presidente de la República para que pueda adelantar la supresión o creación de entidades y cargos en el Estado, sin que existan estudios técnicos que avalen esas pretensiones y pasando por encima de funciones que son competencia del Congreso de la República.

En ese contexto hay que  indicar que se trata de un plan que seguramente  está bien intencionado, pero que contiene aspectos que preocupan, pues posibilita la centralización de los recursos y pretende otorgarle facultades adicionales al ejecutivo para disponer del manejo de millonarias cifras que de acuerdo al Plan Plurianual de Inversiones (PPI) ascienden inicialmente a $1.100 billones, de los cuales más de $520  billones, cerca del 50%, estarán dirigidos, según las autoridades, a programas y políticas para el logro de la equidad social. Las premisas de este mandato parecieran no coincidir cuando se plantea el desmonte gradual de los subsidios a los servicios públicos, afectando de manera directa al estrato tres de la población colombiana, al igual que a los estratos uno y dos, cabe señalar que el alto gobierno ya anunció que esta posibilidad será retirada del documento presentado al Congreso. En esta tarea de analizar en detalle el contenido del mencionado Plan, se puede señalar que la aprobación de la Ley de Financiamiento resultó insuficiente para el Estado colombiano y que ahora a través del Plan Nacional de Desarrollo se quiere afanosamente intervenir en los recursos previstos para el posconflicto, así como el pago de un porcentaje mayor de salud y pensión para los contratistas, afectando significativamente los ingresos de un importante grupo poblacional.

Como dirigente me preocupa que se quiera afectar la función que cumple una entidad como Planeación Nacional, que está enfocada al trabajo con las regiones y que a través de la financiación de proyectos de inversión apoya a los municipios y gobernaciones en el cumplimiento de sus metas de desarrollo. Quitarle el manejo de los recursos pone en riesgo la estabilidad regional. Además, no vemos con buenos ojos que se mantenga la idea de sostener la economía del país teniendo de presente el precio del petróleo, cuando se vienen adelantando acciones para que el sector agropecuario sea la base del desarrollo social y económico del país. De igual manera exteriorizo mi inquietud al encontrar persistencia en el Gobierno, de abrir las puertas a la explotación minera sin tener en cuenta que las políticas deben estar acompañadas de eficaces acciones ambientales.

Nos compete actuar con la mayor responsabilidad a la hora de tomar decisiones. El partido Liberal mantiene la postura de no apoyar iniciativas que afecten al grueso de la población colombiana. Continuaremos con el estudio de este Plan que en principio y como se vislumbra será sujeto a grandes cambios en las comisiones económicas y que luego en la plenaria evidenciará una medición de fuerzas de la que esperamos sensatez y coherencia ante la realidad del país y el sentir de las comunidades.

floraperdomo1@hotmail.com

 

Comentarios