“No hay derecho a que seamos tan crueles”. Estas fueron las palabras de Niyired Trujillo, la animalista que rescató a Job junto con otras personas y que en días pasados se encontraba conmocionada tras rescatar también a Lucas, un perrito que se encontraba al borde de la muerte, gracias a las indiferencia y la crueldad humana; famélico, temblorozo y ciego.

A Job, el recién rescatado, solo se le veía pelo en algunas partes, su sarna ya le había abarcado todo el cuerpo y lo único que se observaba con claridad eran sus huesos, pues su desnutrición era evidente, las llagas de su cuerpo incontables y la tristeza de sus ojos solo reflejaban el abandono y la indiferencia que padeció.

El perrito fue rescatado en el norte de Neiva, y luego de ser evaluado por la veterinaria, este fue el diagnostico:

“Paciente que ingresa con condición corporal 2 de 5. Letárgico, deshidratación moderada, temperatura 38.8, membranas mucosas ictéricas, anemia crónica, lesiones severas en piel, con perforaciones en pubis y cerca del ano que le impiden postura para sentarse. Heces con sangre, dolor severo por lo que presenta agresividad”, dice el dictamen de la profesional.

Y prosigue, “es estabilizado con protectores hepáticos, antibióticos, fluidoterapia y medicamentos para el manejo del dolor”.

Posteriormente, a Job se le realizaron una serie de exámenes para descartar alguna enfermedad grave, que le implicara una eutanasia irremediable.

Los exámenes arrojaron los siguientes resultados:

  1. Test de Leishmania: negativo
  2. Test de distemper: negativo
  3. Químicas sanguíneas que evidencian falla hepática.
  4. Creatinina normal.
  5. Hematocrito muy bajo, requiere URGENTE transfusión sanguínea.
  6. Parasitosis intestinal severa.

Por la severidad del caso clínico, el pronóstico de Job es reservado, y está a la espera de posible transfusión sanguínea el día de mañana. “Job sigue luchando por su vida, es un caso muy delicado que nos destroza el corazón. Necesitamos de todo el amor y solidaridad de sus bondadosos corazones para ayudarlo a salir adelante. Ayúdanos a ayudar”, escribe Yudy Mosquera, otra de las personas que está colaborando con la recuperación del canino.

Si desean ayudar a Job, pueden llevar sus donaciones al Hospital Animal del Huila, Carrera 4 # 16 – 13, centro, Los Potros o comunicarse con los números de teléfono, 311 442 2730
310 769 7170.

Comentarios