Un acuario aporta belleza al hogar y se puede convertir en un hobby apasionante. Pero también es muy habitual que, después de comprar el primer acuario, la persona se sienta desbordado por lo aparentemente, complicado que es ponerlo en marcha y lo duro de su mantenimiento. Que tenga éxito depende mucho del tiempo y los cuidados que emplee en el acuario y sus habitantes, los peces, para que vivan completamente sanos.

La principal razón por la que se apasionan las personas es que esta actividad resulta relajante al contemplar el nado de los peces o el movimiento de las plantas porque ayuda a descansar la mente y eliminar el estrés. Coloridos, tropicales, extravagantes, la variedad de especies se acrecienta para suplir la demanda de un amplio mercado que ocupa el tercer lugar en el orden de pasatiempos más practicados en todo el mundo, después de la fotografía y la filatelia.

Los cuidados

El mantenimiento de un acuario exige una vigilancia permanente. Hay que considerar la ubicación, adecuar la temperatura, la oxigenación regulada y la luz precisa que garantice un ambiente saludable para los peces. Actualmente se emplean termo calentadores, bombas de aire y filtros, lo que ha permitido ampliar el número de especies exóticas capaces de vivir en un entorno decorado por el humano.

Ahora bien, no se debe sobrealimentar a estos animales, que solo comen dos veces al día y una vez a la semana deben estar en ayuno. Es normal que los dueños se exceden en la cantidad que se debe suministrar, pero deben entender que el tamaño del estómago de los peces es del mismo tamaño que su ojo y la comida cuando se hidrata, se expande y el pez puede llegar a morir por problemas digestivos. Si se acaba la comida se pueden echar hojuelas, avena o arroz, a los peces no les pasa nada.

Igualmente, es importante vigilar la calidad del agua que se debe cambiar parcialmente, una vez al mes, para descongestionar el amoniaco que se forma dentro. Un error frecuente en el que se incurre es en mezclar los peces del medio con los que se venden en las tiendas.

Sin embargo, lo más importante a la hora de practicar este hobby es tener amor y cuidado. Todo requiere mantenimiento y ahora todo es más fácil. La familia puede salir de viaje y no pasa nada porque hay comidas para vacaciones que son unas pastas duras que duran 15 días o comedores automáticos que se ponen en la parte superior del acuario y se programan dos veces al día dependiendo de los peces que tenga.

Precios y espacio

Los precios varían de acuerdo al gusto y presupuesto, hay desde desde 50 mil pesos en adelante, todo depende de los galones y litros que tenga el acuario. Los peces se clasifican en pasivos, semi agresivos, agresivos y aquí se debe prever que hay unos que son pequeños y van creciendo, otros se vuelven territoriales. No se recomienda tener una gran cantidad de peces porque se vuelve un hacinamiento y comienza la competencia por el espacio y la comida.

Los niños

Como mascotas funcionan muy bien para los más pequeños porque van teniendo una responsabilidad de ir cuidando un ser vivo, darles de comer y dependiendo de la edad, pueden colaborar con el cambio de agua y así mismo, que conozca cuál es la anotomía del pez, lo que se debe hacer y lo que no.

Comentarios