Lo que hace 38 años comenzó como un estilo de vida de un grupo de 8 amigos cafeteros hoy es una empresa consolidada de 83 asociados que trabajan diariamente en la caficultura regional afianzando la producción del grano.

“En esa época se creó con un grupo de amistad que lideraba de Federación Nacional de Cafeteros a través de su servicio de extensión. Los grupos trabajamos un día en una finca, luego se pasaba a la otra y se hacían las mingas para trabajar en equipo y comenzar a sembrar el café”, relató Orlando Bavatiba, representante Legal del Grupo Asociativo San Isidro.

San Isidro hoy cuenta con dos importantes marcas café San Isidreño y Café San Isidro que es gourmet; produciendo café de alta calidad siendo pioneros en producción de cafés especiales; el cafetero, quien afirmó que desde 1.988 se comenzaron a sentir apoyados por la Federación de Cafeteros con la llegada de programa de siembra del café con la semilla resistente a roya.

Aportes a la región

El Grupo Asociativo San Isidro ha buscado apoyar a los jóvenes para que continúen su formación académica, es decir, llevan 10 promociones de bachilleres que en muchos casos, luego continúan su formación profesional. De lo contrario, se siguen capacitando en producción de café.

“Nosotros consideramos que le estamos aportando un ‘granito de café’ sobre todo para las comunidades que han surgido. Esto se ha logrado con el apoyo de la institucionalidad, la Cooperativa Departamental de Caficultores, Cadefihuila; y el Comité departamental de Cafeteros”, indicó Bavatiba.

El corregimiento San Isidro, está ubicado en el municipio de Acevedo y está conformado por 8 veredas en las que es notable el desarrollo.

“Vivimos cerca de 750 familias cafeteras, el desarrollo ha sido para toda su gente sean o no asociados pensando en el desarrollo colectivo por eso hemos podido sobrevivir ante esta difícil transición de armar empresa en el país, que es bien difícil”.

Generación de empleo

El Grupo Asociativo cuenta con 1.400 hectáreas de café de las cuales en época de cosecha se emplean 4 personas por hectárea.

“A partir del año 2.000 nos trasladamos y compramos un lote en Pitalito y nos quedamos allá con la sede de la parte administrativa donde contamos con una torre factora y estamos en proceso de la maquila de café logrando establecer 6 empleos directos y en época de cosecha cuando se trilla constantemente, se genera un número importante de empleos indirectos”, detalló Orlando Bavatiba.

Con el apoyo de las instituciones, San Isidro ha adquirido un total 500 hectáreas de bosque donde se conserva el roble negro y de árboles milenarios; en el ramal de Peñas Blancas con el que se está asegurando en un futuro el agua potable.

Gracias al trabajo mancomunado que realizan todos los miembros de la asociación y el apoyo que reciben del Comité departamental de cafeteros, Pitalito y Acevedo se consolidan año tras año como primero y segundo productor de café en el país.

“Los asociados del grupo tienen una producción de millón y medio de kilos, la cual le entregamos a la institucionalidad el 50% a través de Cadefihuila”, puntualizó.

Compradores internacionales

El cafetero manifestó que a la región constantemente están llegando extranjeros interesados en invertir y comprar del grano que se produce en estas tierras.

Es así como han recibido la visita de japoneses, chinos, americanos, holandeses e italianos. Sin embargo, la falta de logística ha entorpecido la exportación hacia otros países. Igualmente los cafeteros anunciaron que buscarán capacitarse en otros idiomas.

 

 

 

Comentarios