Marcela Urueña, viceministra de Asuntos Agropecuarios del Ministerio de Agricultura.

Muchas inquietudes han surgido en torno al Plan Nacional de Desarrollo que se debate en el Congreso en la actualidad. En lo que tiene que ver al sector agro, el senador Rodrigo Villalba ha dicho que el proyecto no presenta ninguna propuesta que favorezca al campo colombiano, “ridículo y tacaño con el agro y sus gentes”, señaló el congresista, sobre lo que se propone en este aspecto.

Desde el Ministerio de Agricultura se ha dicho que el PND incluye un importante propósito que es el implementar una estrategia de adecuación de tierras, riego y drenaje, “la meta es alcanzar 150 hectáreas con riego”, dijo el ministro, Andrés Valencia. El Huila estaría presupuestado en ese objetivo con la terminación del distrito de riego Tesalia – Paicol. No obstante, esa iniciativa no termina por convencer a la dirigencia huilense.

Dialogamos con la viceministra de Asuntos Agropecuarios del Ministerio de Agricultura, Marcela Urueña, quien habló sobre el PND, además de lo que proyecta el ministerio frente al agro durante 2019. También se refirió a una de las apuestas de este gobierno que es el ordenamiento de la producción.

¿Qué propone el PND en materia de inversión para el sector agropecuario?

En la actualidad no se cuenta con el plan plurianual de inversiones asociadas al Plan Nacional de Desarrollo. Por tanto, es complicado establecer el valor de las inversiones para el cuatrienio.

¿Qué tiene presupuesto el Ministerio para el agro en 2019?

El Ministerio iniciará la transformación productiva del campo colombiano hacia una mayor productividad, rentabilidad y competitividad agropecuaria, promoviendo para ello la provisión de bienes y servicios, la inversión privada, la innovación, el emprendimiento y el desarrollo agroindustrial para la generación de oportunidades de bienestar y mayor equidad en la población rural.

¿Cómo lo va a hacer?

Organizamos las prioridades sectoriales en tres 3 pilares estratégicos, uno, el desarrollo rural; dos, la productividad más rentabilidad igual a Competitividad; y tres, institucionalidad moderna y tecnificada. Pilares que a su vez contienen los componentes de política priorizados por el Ministerio para su accionar en el cuatrienio. El pilar de desarrollo rural aglutina las estrategias de Ordenamiento social y productivo de la tierra; el pilar de productividad más rentabilidad, ejecutará las estrategias dirigidas hacia la transformación y ordenamiento de la producción agropecuaria; la gestión de riesgos sanitarios, fitosanitarios y de inocuidad de los alimentos e Inversión y financiamiento y gestión integral de riesgos.

¿Qué ha pasado con ‘Agricultura por Contrato’?

Luego de la puesta en marcha de la Estrategia ‘Coseche, Venda a la Fija –   Agricultura por Contrato’, en el mes de diciembre de 2018, al cierre del mes de enero de 2019, 702 productores han firmado contratos de venta anticipada de sus cosechas de frutas y hortalizas con agroindustrias y almacenes de cadena, por un volumen aproximado de 11.000 toneladas de productos agropecuarios. Actualmente se encuentra en estructuración tres 3 nuevas alianzas comerciales de 314 pequeños productores con la Industria, las cuales formalizarán la venta anticipada de 1.375 hectáreas de fruta, yuca y papa y recibirán el financiamiento de la línea especial de crédito creada para incentivar la ‘Agricultura por Contrato’.

¿Qué tanta acogida tuvo esa propuesta en el Huila?

Del total de 702 productores vinculados a la estrategia de ‘Agricultura por Contrato’, tres 3 pertenecen al departamento del Huila. En 2019, el Ministerio de Agricultura realizará una rueda de negocios en el departamento del Huila, con el objetivo de identificar un mayor número de asociaciones de pequeños productores que puedan vincularse a la estrategia.

¿De qué se trata el ‘Ordenamiento de la Producción’?

El Ordenamiento de la Producción Agropecuaria, Pesquera y Acuícola es un proceso participativo de planificación de la producción y comercialización agropecuaria, que tiene por objetivo impulsar la transformación productiva del sector agropecuario colombiano generando las condiciones e incentivos que promuevan una producción con menor riesgo e incertidumbre para las inversiones. Con esto esperamos generar una mayor competitividad de las cadenas productivas del sector, a través de la planificación de la producción, la reducción de costos, la búsqueda de una menor volatilidad de los precios, el fomento a la innovación y el desarrollo tecnológico.

 ¿Para qué cultivos aplica?

Para dar inicio a la estrategia, en 2019 se han priorizado las cadenas de aguacate Hass, algodón, arroz, caña panelera, cebolla bulbo, maíz, leche, papa, plantaciones forestales comerciales, pesca y piscicultura.

¿Cómo se va a desarrollar en el departamento del Huila?

La estrategia de ordenamiento de la producción ha sido concebida para ser desarrollada en el marco de las organizaciones de cadena productiva. En este sentido, las cadenas del departamento serán el punto de entrada para iniciar el trabajo territorial. Los actores convocados a participar del diseño e implementación de los Planes de Ordenamiento de la Producción por cadena serán los productores, gremios y la industria vinculada a las cadenas priorizadas en el departamento, así mismo, participarán el gobierno departamental y municipal.

En el Huila como en otras partes del país los agricultores se quejan de crisis en el sector agropecuario por los altos costos de los insumos, TLC, específicamente en los gremios arroceros y cafeteros, ¿Cómo ha venido afrontando esto el Gobierno estas crisis?

El peso de los agroinsumos en los costos de producción de las actividades agropecuarias, es una de las principales variables que afectan la rentabilidad del agricultor. Por ello el Ministerio monitorea de manera permanente y sistemática el comportamiento del precio de los mismos de acuerdo a una política de libertad vigilada, que busca evitar abusos de posición dominante en el mercado o comportamientos contrarios a la libre competencia que afecten los precios o la disponibilidad de los insumos en detrimento del agricultor. También se han diseñado a través del Banco Agrario herramientas de financiamiento como la ‘Tarjeta de crédito Agroinsumos’ que cuenta con una tasa de interés preferencial que puede estar por la mitad de lo que cuesta una tarjeta convencional.

En el Huila preocupa el tema del arroz, por los tratados internacionales…

Colombia ha dado especial protección al arroz en la negociación de acuerdos comerciales, estableciendo periodos de gracia de largo plazo y cupos que reglamentan y regularizan el ingreso del producto de acuerdo con los meses de baja oferta en la producción nacional. También cuenta con medidas de defensa comercial que se pueden hacer efectivas cuando las condiciones lo ameriten. Por ejemplo, en el caso del TLC con Estados Unidos se negoció un cupo de importación con desgravación a 19 años, un periodo de gracia en la desgravación de 6 años y la activación automática de una salvaguardia especial agrícola al 120%.

¿Y con Ecuador, uno de los tratados de los que más se quejan los arroceros?

En el caso de Ecuador se logró establecer que el 90% del contingente que ingrese al país se debe realizar por vía marítima con el propósito de minimizar la posible entrada de contrabando. Mientras que el caso de Perú se establecerá un mecanismo de administración que garantice calidad, inocuidad y sobre todo el origen. Además se está gestionando ante el Gobierno de Perú la solicitud de admisibilidad para la exportación de arroz colombiano. El arroz ha sido excluido de los Tratados de Libre Comercio con la Unión Europea, EFTA, Corea, Israel y Costa Rica. Mientras que en los tratados de libre comercio con Mercosur y Canadá se aplicará un arancel del 65% para importaciones de arroz paddy y 60% para arroz blanco y partido por término indefinido.

El Huila inició temporada algodonera, cultivo que no tenía mucha incidencia en el departamento, ¿Cómo va a impulsar el Gobierno este sector?

Con la cadena de algodón se ha iniciado el proceso de concertación del plan de ordenamiento de la producción, el cual parte con el diagnóstico participativo de la cadena, la planificación indicativa de la producción, la identificación de las zonas con mejor desempeño productivo y finalmente, la articulación de la oferta institucional que estará compuesta de financiamiento y la gestión de riesgo, acompañamiento técnico y manejo sanitario.

 

 

 

 

 

Comentarios