Hernán Andrade, presentó ayer su renuncia al Directorio Nacional Conservador.

Para Hernán Andrade, dos años y dos meses al frente del Partido Conservador, fueron suficientes para hacer el trabajo que tenía pensado y por eso tomó la decisión de abandonar el liderazgo de la colectividad. No obstante, señaló que siempre hay pujas por la presidencia del partido. A esas pujas se venía atribuyendo la inminente salida del dirigente huilense, pues ya se rumoraba que saldría, por las posiciones que había tomado frente al Gobierno Nacional.

En diálogo con LA NACIÓN, Andrade explicó los motivos que lo llevaron a renunciar y habló sobre los rumores que se tejen tras su salida del cargo.

¿Por qué renunció?

Porque para afrontar el debate regional y para celebrar los 170 años, necesitábamos un partido cohesionado y en ese momento habían divisiones internas en el directorio y la eventual llegada del doctor Omar Yepes, asegura el ingreso del presidente Pastrana, que hoy por hoy es el único presidente vivo con liderazgo en el partido, así que el objetivo de unidad se cumple mucho con la salida mía y la eventual llegada de Omar Yepes.

Su reto cuando llegó a la presidencia del partido en 2016, era superar la división de la colectividad, ¿lo logró?

Sí. Fíjese que yéndome lo dejo muy consolidado porque el conservatismo votó Duque – Martha Lucía Ramírez en un 98%, la gente que votó Duque – Martha Lucía está en el partido, muchos que estaban en Centro Democrático están comenzando a regresar, yo lo llamé ‘plan retorno’, ha funcionado y esa fórmula Pastrana – Martha Lucía de liderazgo, asegura que toda esa gente militante conservadora que estaba por fuera también de la colectividad, ingrese de nuevo.

¿Fue una decisión netamente personal o hubo pujas para que usted saliera?

Siempre hay pujas, es un directorio de 18 miembros, estaba fracturado, había divisiones internas previas a este debate local, decir que es plenamente espontaneo en el sentido de que no hay pujas por la presidencia sería totalmente falso, pero me fui sin que nadie me lo exigiera, nadie me lo pidiera, sino con la voluntad de dedicarme además a la familia, a un tema académico, estoy en segundo semestre de una maestría que me exige mucho tiempo y a continuar con mi actividad política y profesional como abogado.

¿Qué deja su presidencia para el partido en el Huila?

Dejo prácticamente un partido unido en el Huila, que es de las cosas que más me enorgullecen y lo puse como ejemplo en mi carta de renuncia, tres excelentes candidatos, Chávarro, Perdomo, Héctor Aníbal, un procedimiento acordado y una cifra muy alta de candidatos en los municipios que quieren llevar el aval del Partido Conservador.

¿Pastrana ganó la ‘partida’ con su salida?

Sí, evidentemente Pastrana regresa por todo lo alto, se elige a Omar Yepes, Pastrana había ganado ese pulso al interior, que siempre se lo ofrecimos; nunca se dudó que si Pastrana hacía un guiño se le entregaba la dirección del Partido con el que él dijera, así se le dijo hace un año. Sí gana el pulso, retoma el manejo del partido, tiene interlocución con el presidente Duque y bienvenido el presidente Pastrana a las reglas del Partido Conservador.

¿Es cierto que lo está esperando un ministerio?

No, no es cierto. No es cierto porque parta usted de la base que Duque no da representación política a los partidos, y en este momento todavía ostento la representación de un partido. No, no lo veo, ni cargo diplomático, ni burocracia en corto plazo, les aseguro que voy a ejercer la profesión, a ver por mi familia que poco tiempo le dedica uno por la actividad política.

¿Lo vamos a ver más en el Huila con el tema de las elecciones regionales?

Claro, esto me saca del contexto nacional y me deja mucho más presente de los temas locales, estaré en los foros regionales, estaré en la entrega de los resultados de la encuesta.

 

 

 

Comentarios