Hace casi cinco años fueron inauguradas las actuales instalaciones del Concejo de Neiva y ya el deterioro es evidente. Así lo denunciaron varios concejales durante la sesión plenaria del pasado martes en la noche, en la que pusieron en evidencia, los problemas de mantenimiento que presenta la edificación.

Y es que según señalaron varios cabildantes, desde hace más de un año se viene solicitando a la Administración Municipal y particularmente a la Secretaria General, Liliana Trujillo, tomar acciones frente a varias dificultades que presenta el edificio, inaugurado el 17 de julio de 2014; sin embargo, ningún requerimiento ha sido atendido.

De acuerdo con la denuncia, los baños de los hombres, que sirven para concejales, funcionarios y visitantes, presentan daños desde hace más de un año. Dos orinales están fuera de servicio y el aspecto de este, no es el mejor. Tampoco están en buen estado las sillas de los cabildantes en el recinto central.

Al Concejal Carlos Sterling hace rato se le dañó y sesiona desde una de su oficina; mientras que las de sus compañeros se encuentran con problemas en las ruedas de cada una, así como en las bases. Tampoco se le ha hecho un adecuado mantenimiento a los aires acondicionados y varias oficinas se encuentran sin este servicio desde hace buen tiempo.

“Como lo manifesté en plenaria, estamos presentando dificultades. Por ejemplo en los baños de los hombres hay dos orinales defectuosos; aquí viene gente a buscar a los concejales, y a nosotros como a la parte administrativa nos preocupa porque es el Concejo y es incómodo con los visitantes. Tenemos también problemas con los aires acondicionados, están en mal estado, está funcionando a medias y el calor es insoportable, y se hace difícil trabajar en las oficinas. Los rieles de las sillas también están dañados, el suelo de la parte donde nos hacemos la mesa directiva está deteriorado. Las capuchas de los micrófonos se dañaron y se escucha feo. Entonces son algunos de los aspectos que nos están afectando y esperamos que la Administración actúe”, denunció el concejal Dagoberto Gómez, vicepresidente del Concejo y quien tomó la vocería de sus compañeros.

El cabildante dijo además que es importante que la Administración atienda estas necesidades, ya que el presupuesto del Concejo depende del Ejecutivo y es la Secretaría General la que debe responder ante estas situaciones. Denunció además que en la actualidad, el Concejo se encuentra sin servicio de Internet, por terminación del contrato por parte de la Administración y aún no se firma uno nuevo. Esto ha llevado a que las labores administrativas se vean afectadas y que varios cabildantes no puedan desarrollar labores de oficina como se debe. Incluso, las transmisiones a través del Fan Page de la Corporación, de cada sesión, no se puedan desarrollar por el sistema streaming, sino por celular.

Dijo finalmente que desde la actual mesa directiva y desde anteriores, se emitieron varias solicitudes formales a la Administración Municipal, dando a conocer esta situación y solicitando una atención oportuna, pero no han sido resueltas.

Comentarios