Desde ya en algunas discotecas de Neiva se anuncia el recorte de personal por la orden de bajarle una hora a la rumba.

Cecilia González Villa

Corresponsales@lanacion.com.co

La decisión de la Administración Municipal de Neiva bajarle una hora a la rumba en la ciudad deja al descubierto una serie de desacuerdos e inconformidades entre el gremio y vuelve a prender la polémica.

Al final podría concluirse entonces que no sirvió para nada haber permitido que los rumberos se tomaran una hora más en las discotecas de la ciudad.

Todo, dentro del programa piloto ‘Rumba Responsable’ impulsado por Alcaldía de Neiva, desde el mes de octubre del año pasado.

Pero al final la Alcaldía y las autoridades de Policía llegaron a la conclusión de que la prueba no está funcionando.

Según el comandante de la Policía Metropolitana, coronel Livio Castillo, el análisis hecho al aumento de delitos y contravenciones deja ver que en un alto porcentaje éstos sucedieron en horas de la madrugada.

A los propietarios de los bares en principio no les disgusta la idea, pues aseguran que igual la competencia de las discotecas hasta las cuatro de la mañana les estaba haciendo daño.

Sostienen que ya de por sí están quebrados, al igual que muchos restaurantes.

´Pura politiquería’

Y es que cuando se pensaba que el programa piloto ‘Rumba Responsable’ era la solución, pues establecía un horario especial a un grupo de discotecas, las cosas no funcionaron.

Peor aún, se convirtió en una forma de hacer favores políticos. Al menos eso es lo que asegura el presidente de Asobares, Fabio Guzmán.

El empresario sostiene que a la hora de otorgar los permisos hasta las 4:00 a.m. todo se hizo con tráfico de influencias políticas.

Señala al concejal Roberto Escobar de estar detrás de esos permisos entregados a algunas discotecas para extender el horario de rumbas.

“Ahora que hay riñas, muertes, problemas de entrada de menores entonces sí quieren imponer una norma, lesionan a la ciudad, a los que cumplen que son solo cuatro establecimientos”, dice.

Con gran inversión

Es que los propietarios de estos establecimientos tuvieron  que invertir en cámaras de seguridad, parqueaderos, insonorización, contratación de más personal, entre otros.

El problema es que ahora con la hora menos, establecida por la Alcaldía, en algunas discotecas ya han anunciado que  tendrán que disminuir ostensiblemente sus nóminas de empleados, según sostienen.

Ese es el caso de la Discoteca Olé, donde sus propietarios estudian las medidas a tomar.

Juan Camilo Durán, gerente del lugar asegura que cada noche llegan a ocupar hasta 90 personas más los empleos indirectos como el conductor elegido, entre otros.

“Nosotros tenemos un lugar pensado para el turismo, con una infraestructura adecuada donde la gente incluso puede comer, pero ahora tendremos que tomar medidas y seguramente tendremos que reducir la nómina”, señala.

Rumba clandestina

Pero Guzmán va más allá cuando afirma que el alcalde Rodrigo Lara Sánchez ya estaba advertido de que no era buena idea la de extender la hora de la rumba.

Asegura que incluso le habían dicho que muchas tiendas estaban vendiendo hasta las 11 de la noche lo que hacía prever que al final nadie saldría beneficiado.

Por eso, está convencido de la decisión de echar para atrás el experimento lo que hará es aumentar más la crisis.

Y basa su tesis en el hecho de que los rumberos no saldrán de las discotecas directo para sus casas sino que se irán en busca de otros lugares donde puedan seguirla.

En ese sentido, asegura que se sabe de fiestas clandestinas en fincas localizadas en la vía los corregimientos de El Caguán y Fortalecillas.

A ellas se suman los sitios en el municipio de Palermo. “Allí los establecimientos han crecido con sin ningún control porque allí no hay restricción de horario. Hay unos ocho establecimientos con capacidad de unas dos mil personas”, subraya Guzmán.

Igualmente, hay quienes sostienen que no hay control en el sitio conocido como el Triángulo en la vía hacia Bogotá donde los fines de semana suele haber gran afluencia de personas bebiendo al aire libre.

De ahí que según Guzmán, aumentará la accidentalidad debido al desplazamiento masivo de personas en busca de alargar la fiesta. Sin contar con las riñas.

“Esta es la peor decisión porque por ningún lado va a servir. Ni por accidentalidad, empleo o disminución de riñas”, añade.

¿Quién responde?

Pero la polémica no para ahí. Juan Diego Muñoz, uno de los socios del bar Secret afirma que el otorgamiento de permisos en la ciudad se maneja de acuerdo con las influencias que se tenga.

En su caso, señala, su establecimiento venía funcionando hasta las 2:00 a.m. pero sin permiso y al final  hubo que cerrarlo.

“Para hacer parte del programa Rumba Responsable había que llenar una serie de requisitos. Pasamos una carpeta, la radicamos en julio y nada. Siempre nos decían que no se pudo reunir este u otro secretario. Dilataron y dilataron ese comité y jamás nos dieron respuesta”, asegura Muñoz.

Para Muñoz, no hay explicación alguna que justifique por qué no se otorga un permiso si se está cumpliendo con los requisitos exigidos.

Agrega que pareciera que nunca se les dio autorización para funcionar porque “no estamos en la rosca”.

“Hay establecimientos en el programa Rumba Responsable que  no cuentan con los requisitos. Por ejemplo la discoteca Dejavú que tiene rumba al aire libre,  con vecinos, y la insonorización es uno de los requisitos exigidos. No entiendo por qué funciona”, anota.

Así las cosas, el alcalde Lara Sánchez tras ordenar una hora menos de rumba en Neiva, ha dicho que de todas maneras se trata de una medida transitoria por espacio de dos meses.

La idea es que durante ese tiempo se va a evaluar cómo evolucionan las cifras de accidentalidad y comisión de delitos para determinar de una vez por todas si se queda o se elimina el programa.

Así, para el caso de los corregimientos de Fortalecillas y el Caguán la rumba será hasta las 12 de la media noche, en Vegalarga desde las 10:00 a.m. hasta las 10:00 p.m. y al igual que en las demás localidades.

Las comunas 8, 9 y 10 continúan en el horario de 10 de la mañana a 10 de la noche.

En cuanto los  bares y discotecas podrán funcionar de domingo a miércoles desde las 10:00 a.m. hasta las 12:00 p.m. y de jueves a sábado desde las 10:00 a.m. hasta las 3:00 a.m.

Comentarios