El ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla advirtió en Neiva que habrá que priorizar los proyectos porque no hay plata para todo.

Cecilia González Villa

Corresponsales@lanacion.com.co

La bancada huilense en el Congreso de la República ya tiene claro cuáles serán algunos de los proyectos para sacar adelante con recursos del Plan de Desarrollo.

Y eso quedó especificado ayer durante el foro regional realizado en la Cámara de Comercio de Neiva con la presencia del ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla.

No obstante, de entrada quedó un sinsabor entre los asistentes quienes durante el evento escucharon decir a Carrasquilla, en varias oportunidades, que plata no hay.

Sin embargo, el senador Ernesto Macías destacó que la presencia del ministro Carrasquilla en Neiva significa que el Huila podrá conseguir buenos recursos para el departamento.

Por su parte, el senador Rodrigo Villalba dijo que aunque los recursos son pocos, pues el Plan de Desarrollo cuesta un poco más de mil billones de pesos, de todas maneras las regiones deben ver reflejada una parte.

“Se ha presentado una posición inicial de dos por ciento pero los congresistas tenemos que elevarla para que aparezca no solamente en las bases del Plan lo del Huila, sino también en el Plan Plurianual de Inversiones”, advirtió Villalba.

Subrayó que ahí en los 1.100 billones de pesos tienen que caber  las vías, la competitividad para el sector agropecuario, la nueva torre maternoinfantil del Hospital de Neiva, así como la infraestructura hospitalaria y educativa.

Para el Huila

De todas maneras, y pese a las palabras desalentadoras del ministro Carrasquilla, los congresistas huilenses se mostraron optimistas.

Y tienen con qué, pues para empezar, la bancada le presentó al jefe de la cartera de Hacienda y a la directora de Planeación Nacional, Gloria Alonso los proyectos que serían prioridad para el departamento.

Inicialmente, en materia de vías están las que por años se han quedado en solo proyectos como la de Isnos-Paletará-Popayán, La Plata-Inzá-Popayán y La Plata-Belén.

En cuanto a las vías terciarias, el objetivo es que con regalías se contribuya con una cofinanciación.

Asimismo, se retomarán otras viejas iniciativas como los distritos de riego de Tesalia-Paicol, una obra que según Macías le ha salido demasiado costoso al Estado pero habrá que terminarlo.

En este caso harían falta cerca de $56.000 millones para finalizar lo que hace falta.

Lo nuevo

Sin embargo, hay otros proyectos nuevos que también están siendo contemplados para ser incluidos dentro del paquete huilense.

Se trata del Fondo de Estabilización de Precios del Café, impulsado por la bancada huilense. La idea es que sea financiado con recursos de regalías nacionales.

También se viene hablando de las centrales de beneficio para el sector cafetero, la Universidad del Café y un parque temático sobre el mismo producto que quedaría ubicado en el municipio de San Agustín.

“El gobierno tiene que contribuir, la Federación Nacional de Cafeteros también pero son temas nuevos que se van a ver en el departamento”, explicó el senador Ernesto Macías.

Pero el congresista reconoció que no será fácil la financiación pues si hay algo claro es que la situación financiera del país no pasa su mejor momento.

Con todo y ello, dijo que se aspira a lograr unos recursos para la región, dijo.

De la plata

A su turno, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla explicó que no se puede olvidar que los 1.100 billones de pesos que cuesta el Plan de Desarrollo para los próximos cuatro años, no proviene solo de las arcas nacionales.

Existe un aporte mancomunado en el que participan los gobiernos departamentales con recursos propios, los giros del Sistema General de Participación y las regalías.

“Eso significa un 20 o 25 por ciento de todo el PIB que vamos a generar los colombianos a lo largo de estos cuatro años. Y por tanto, la pregunta es si ese porcentaje que se va a invertir en infraestructura y políticas sociales, así como diferentes componentes especificados en el Plan de Desarrollo son realistas o no. Por supuesto que sí, no es para nada una cifra irreal”, indicó Carrasquilla.

Pero también destacó que tiene participación importante el sector privado y por tanto una parte de la inversión privada en  los próximos cuatro años será consistente con el Plan de Desarrollo.

En ese sentido, Carrasquilla enfatizó en que muchos de los proyectos planteados en las regiones tendrán que tener recursos provenientes del sector privado.

La directora de Planeación Nacional, Gloria Alonso, por su lado, admitió que la discusión sobre el Plan de Desarrollo en algunas regiones ha sido productiva pero habrá que incluir algunos proyectos que no han sido contemplados en principio.

Eso sí, advirtió que esa será tarea del Congreso de la República pero teniendo en cuenta que su ejecución dependerá de la disponibilidad de recursos.

De todas maneras, la bancada huilense le entregó al ministro Carrasquilla un documento con el consolidado de los proyectos que la región espera del gobierno del presidente Duque.

“Son temas de vital importancia, no solo en infraestructura vial, sino también en materia de vivienda, industria, desarrollo y cultura, turismo, entre otros”, señaló el representante Jaime Felipe Lozada.

Pero el congresista también reconoció que hay una limitación de recursos que sin duda obligará a priorizar las obras para el departamento.

En los próximos días la bancada huilense se volverá a reunir con el ministro Carrasquilla y la directora de Planeación, Gloria Alonso con quienes trabajarán precisamente esas obras a priorizar.

Entre ellas Lozada destacó la planta de tratamiento de aguas residuales del río Magdalena, y la continuación así como la terminación de otras obras que ahora mismo están haciendo fila desde hace muchos años.

RECUADRO

El contrato de Aliadas

El viceministro de Transporte, Juan Camilo Ostos reveló que el gobierno declaró el incumplimiento el contrato del concesionario Aliadas para el Progreso que tenía a su cargo la construcción de la doble calzada Neiva-Mocoa- Santa Ana en el Putumayo.

Ahora, el contratista tendrá 20 días para responder. Es decir que el 29 de marzo Aliadas tendrá que definir qué se va a hacer finalmente con la obra.

“Tenemos confianza en que el concesionario va a presentar una buena metodología para resolver esto. De no hacerlo, declararemos incumplimiento para dar paso  a que podamos ceder esta importante construcción de infraestructura a otro concesionario”, señaló Ostos.

Comentarios