Los concejales Luis Eduardo Penagos, Juan Carlos Ramón y Carlos Posada, protagonizaron un rifirrafe de alto calibre en el Concejo.

Un nuevo bochinche se armó en el Concejo de Neiva, por cuenta de los rifirrafes entre los concejales Luis Eduardo Penagos, Juan Carlos Ramón y Carlos Posada. De tal magnitud fue la discusión, el calibre de los insultos y acusaciones, que todo terminó con una denuncia penal en la Fiscalía General de la Nación.

Todo inició con la intervención del concejal Luis Eduardo Penagos, ‘Lepher’ quien cuestionó que le señalaran a de haber recibido dineros de la Administración Municipal para favorecer el proyecto de alumbrado público que se aprobó en el cabildo. Lepher señaló a los concejales Juan Carlos Ramón y Mauricio Rojas, integrantes de su bancada, como las personas que viene haciendo estos señalamientos.

“Sinvergüenzas sin escrúpulos, convencidos que la gente no conoce quien es cada uno de nosotros, están convencidos que, a través de un micrófono, a través de un periódico, de un medio de comunicación, pueden desprestigiar y acabar con la imagen de una persona”, dijo.

Graves acusaciones

Tras hacer su réplica el concejal, Juan Carlos Ramón, Lepher volvió a hablar, y posteriormente pidió la palabra el concejal, Carlos Posada, quien quiso apoyar las afirmaciones de Lepher, pero terminó haciendo unas aseveraciones mucho más graves.

“Quien no merece estar acá es usted Juan Carlos, a quien le dieron la plata para que hundiera el proyecto, para potencializar una campaña fue a usted”, dijo Posada.

Y agregó, “una persona que cuando ostentó una dignidad, chantajeaba a las mujeres, que tenían que dárselo para meterlas a trabajar, de esa es la dignidad que usted habla Juan Carlos, esa es la dignidad que usted dice, o se le olvida que muchas de mis amigas fueron allá a pedirle canoa y se los pedía para que las dejara trabajar, eso sí es grave”.

Lo denunció

Ante las acusaciones, Juan Carlos Ramón, decidió interponer una denuncia ante la Fiscalía General de la Nación por injuria y calumnia. Ramón le contó a LA NACIÓN sus razones.

“Yo estoy cansado de que se hagan afirmaciones falsas, afirmaciones tendenciosas, afirmaciones sin soporte, en donde se acusa, en donde se hacen acusaciones infundadas y con motivaciones políticas, en consecuencia, decidí interponer una denuncia para que la Fiscalía y los órganos competentes, evalúen si hubo o no delito en las afirmaciones del señor posada”, dijo Ramón.

Y agregó, “Yo estoy dispuesto a confrontar ideas, a hacer debates, a que se cuestionen temas de la vida nuestra pues porque somos personajes públicos, pero lo que no estoy dispuesto a aceptar es a quedarme callado cuando considero que están faltando a la verdad, diciendo mentiras y que rayan con lo penal; y no voy a estar dispuesto a eso porque yo tengo una familia, yo tengo una esposa, unos hijos, unas hijas, tengo dos hijas, tengo unas amistades, tengo un entorno social y no es justo que en medio de una disputa política, pues se vayan al traste a destruirle la vida a uno para acabarlo sobre todo en cosas que no son enfundadas”.

“Voten a conciencia”

Ramón afirmó que si fueran ciertas las aseveraciones que hizo Posada, debió ponerlas en conocimiento en su momento, (Posada se refiere al periodo en el que Ramón fue Secretario de Hacienda en la Alcaldía de Pedro Suárez) y no salir a decirlas a su conveniencia en un debate del Concejo.

Aseguró que a los presidentes que han pasado por el Concejo les ha faltado mano dura para evitar este tipo de ‘bochinches’ y shows en la corporación, “claro les ha faltado. Y es que lo que le molesta a Posada, es una opinión que yo hago en un programa de radio, hice columna que salió el martes, donde yo estoy hablando de que la ciudad necesita renovar su Concejo, Neiva tiene un Concejo desprestigiado y ese desprestigio es responsabilidad de todos los ciudadanos”, precisa Ramón.

Y agrega, “por eso le estoy pidiendo a la gente que el próximo mes de octubre para las elecciones, piense muy bien su voto y generemos un voto de conciencia que procure”.

Lo cierto es, que siguen los escándalos en el Concejo de Neiva y tal parece, que la meta de levantar la imagen de la corporación que se trazó el presidente, Felipe Hernández, se le va a poner muy difícil.

 

 

Comentarios