La estimulación prenatal durante la gestación ayuda a mejorar el desarrollo físico, emocional y sensorial del bebé, además de garantizar un embarazo óptimo y un parto menos traumático, aumentando el bienestar de la gestante y el feto con el fin de crearles un ambiente de tranquilidad y relajación en este periodo tan especial.

En el segundo y tercer trimestre del embarazo las técnicas se realizan directamente para trabajar las capacidades emocionales, sensoriales y la estimulación de los sentidos del bebé pues pueden percibir luces brillantes, con lo cual se puede comenzar la estimulación visual, auditiva y están bien desarrollados los sentidos de tacto y gusto.

Técnicas visuales

Se puede comenzar a jugar con una linterna, acercándola y alejándola de la barriga, haciendo movimientos suaves para que el bebé pueda seguir la luz. Otra técnica es destaparse la barriga unos segundos para tomar el sol.

Con estos ejercicios se trabaja la estimulación cognitiva y la retina ocular con el fin de que se vaya adaptando a la luz, y se le prepara para el nacimiento porque se trabaja para que distinga entre la claridad del exterior y la oscuridad que existe en el vientre, al mismo tiempo que estimula su curiosidad y atención.

Técnicas auditivas

Hace unas semanas se hizo viral el video de un bebé que calma su llanto al escuchar el himno de la Champions League. Este fenómeno se viene presentando porque a partir del quinto mes el oído reacciona a la voz. En este sentido, estudios de los años 80, como el del psicólogo Anthony De Casper, corroboran que antes de nacer el niño ya tiene la capacidad de percibir y recordar sonidos del habla o un relato que ha oído repetidas veces desde el útero.

Por tanto, para estimular la audición se pueden realizar distintas actividades:

  • Escuchar música a un volumen adecuado ayuda a que el feto se conecte con el mundo exterior, y a fomentar el aprendizaje y el desarrollo del intelecto. Dependiendo del tipo de música el bebé se comportará de una manera u otra.
  • Hablar con el bebé varias veces al día. Esto estimularía los sentidos, además de desarrollar su inteligencia y trabajar el vínculo afectivo.
  • Escuchar sonidos de la naturaleza ayuda al feto a conectarse con el mundo exterior, de tal manera que cuando nazca la adaptación será más sencilla. Es una preparación al nacimiento.

Técnicas para estimular el tacto

  • Acariciar la barriga con las palmas de las manos.
  • Tocar la barriga con los dedos en distintas posiciones.
  • Masajear la barriga con los nudillos mediante movimientos circulares.
  • Jugar con el bebé. Cuando de una patadita se le puede contestar presionando suavemente en la zona donde ha dado el dado el golpe.
  • Utilizar distintas texturas, pasar un cepillo de cerdas o un pincel suave.

Técnicas motoras de estimulación fetal

Con estas técnicas se trabaja sobre todo el equilibrio mediante las diferentes posturas corporales de la madre, y la percepción y discriminación del movimiento, para que el bebé sea capaz de diferenciar cuándo la madre está en movimiento y parada.

  • Balancearse en una mecedora.
  • Practicar natación.
  • Realizar bailes lentos y suaves.

Comentarios