Exactamente en este punto, comenzarán las obras de mejoramiento de la movilidad en el cruce del municipio de Rivera, Huila. 

Cecilia González Villa

Corresponsales@lanacion.com.co

Cerca de 10 meses se estima que se tardará el Consorcio Rivera para entregar las obras de recuperación de la entrada principal al municipio huilense que lleva el mismo.

Se trata de una iniciativa que hace parte de las metas a cumplir dentro del Plan de Desarrollo del departamento cuya adjudicación se hizo el jueves pasado en la Oficina de Contratación de la Gobernación, según confirmó el jefe de esa dependencia, César Serrano.

Sin embargo, el contrato denominado Mejoramiento de la Movilidad del Tramo Cruce Vía Nacional, Municipio de Rivera, aún no ha sido firmado.

El Consorcio Rivera, cuyo representante legal es el ingeniero Christian Alfonso Ramírez Saavedra fue el ganador de la licitación  en la que además participó la empresa CDF Ingeniería SAS.

La compañía acreditó experiencia en construcción de obras de ingeniería.

No obstante, en este momento la obra no cuenta con interventoría dado que apenas desde esta semana está colgado el pliego definitivo y el cierre está previsto para el día miércoles 20 de marzo.

En ese orden de ideas se estima que la adjudicación de la interventoría sería aproximadamente durante la primera semana del mes de abril próximo.

Y a finales del mes de abril estarían legalizados los dos contratos, el del proyecto y el de la interventoría.

El proyecto

La obra, que tiene un costo aproximado de $15.506,560,129 millones, contempla una renovación total de la carpeta asfáltica partiendo desde el cruce de la entrada sobre la vía al sur, hasta llegar al hospital, es decir 4.8 kilómetros.

Además, comprende la instalación de un alcantarillado pluvial por 5.482 metros aproximadamente, red eléctrica de alumbrado público a lo largo de los 4.8 kilómetros que comprende la obra.

El diseño también incluye la construcción de andenes peatonales de doble uso.

Vías alternas

Durante el desarrollo del proyecto el contratista cerrará el paso comprendido entre el cruce y el casco urbano, lo que necesariamente obliga a que las autoridades locales dispongan de vías alternas.

“Tengo entendido que ya se está trabajando en los planes de contingencia para revisar las vías alternas que serían por El Caguán-La Ulloa- Rivera y hacia el sur por el centro poblado de Riverita”, explicó el jefe de Contratación de la Gobernación, César Serrano.

Pero más allá de determinar las opciones de tránsito alternas hacia el municipio, el alcalde Néstor Barreiro dijo que dentro del plan de choque que se está diseñando con la Gobernación, se ha incluido también mejoramiento de señalización, limpieza y mantenimiento a las vías.

Añadió el funcionario que ahora la invitación es a los ciudadanos para que  se armen de  mucha paciencia, pues algunos de los trabajos serán dispendiosos como el de la instalación del alcantarillado por toda la mitad de la vía.

Ya era hora

Y aunque no se tiene una cifra exacta de cuántas personas se verán afectadas con el cierre de la vía principal, el mandatario de los riverenses señaló que hay que tener en cuenta a los innumerables visitantes provenientes de Neiva, y municipios aledaños como Campoalegre.

A ellos se tienen que sumar los lugareños que diariamente salen  del municipio hacia sus lugares de trabajo en Neiva o quienes deben realizar diligencias en la ciudad.

Y es que para Barreiro, la obra es necesaria dado que se trata de un municipio con alta vocación turística y el corredor vial tiene ya 40 años de construcción y presenta demasiado desgaste.

“Es que es la cara de presentación de nuestro municipio, es el corredor principal hacia Rivera. Además, hacia aquí se está dirigiendo mucha gente que practica ciclomontañismo, la gente está practicando deporte”, dijo el mandatario local.

De hecho, explicó que fue  con base en el aumento de la experiencia de estas prácticas deportivas que se incluyó la construcción de una ciclovía que tendrá una longitud de dos metros y medio, más un andén peatonal destinado a quienes realizan actividades de running.

Además, para la iluminación se contará  con lámparas led de última tecnología y el alcantarillado para aguas lluvias.

Si bien el contrato establece que la obra deberá ser entregada aproximadamente en 10 meses, no se descarta de plano que se tome un poco más de tiempo.

Por eso, es probable que el contratista adelante obras incluso en horas de la noche, pero según el alcalde Barreiro eso solo lo determinarán los lineamientos del contrato.

“No tengo afán de que la obra se termine en mi periodo porque no quiero que las cosas vayan a quedar mal. Tienen que quedar bien, no importa si se extiende al otro periodo porque aquí lo importante es que nos quede una obra bien hecha, que cumpla con  todas las condiciones técnicas que establece el proyecto”, subrayó el alcalde de Rivera.

Este proyecto fue aprobado el año pasado en sesión del Órgano Colegiado de Administración, OCAD, en la ciudad de Bogotá.

Comentarios