Egidio Quintero Gallego es investigado por presuntamente haber abusado de 15 niñas en San Diego (Caldas). Fue capturado ayer en Rivera (Huila).

Los días de estar evadiendo la justicia, que lo investiga por su presunta responsabilidad en la violación de más de una decena de niñas, terminaron para Egidio Quintero Gallego.

El hombre, quien aparece en el cartel de los delincuentes más buscados en el departamento de Caldas y con circular azul de la Interpol, se escondía del accionar de las autoridades en el municipio huilense de Rivera.

Un descuido o más bien, exceso de confianza, terminó dejándolo expuesto ante las autoridades, cuando se encontraba en un local de apuestas, ubicado en la Calle Cuarta con Carrera Sexta en el barrio El Centro, donde al parecer pretendía jugarse su suerte económica con un chance.

Allí, patrulleros de la Policía en labores de control de personas, requirieron a Quintero Gallego, para que les prestara su cédula de ciudadanía y verificar sus antecedentes.

“Manifestó no terne la cédula en su poder”, dijo Quintero a los uniformados, quienes de inmediato lo trasladaron hasta la estación de Policía donde  con su huella digital mediante el sistema ‘Appolo’ buscaron sus antecedentes judiciales.

 

“El hombre al parecer

‘utilizaba’ a su hija menor,

para abusar de sus

compañeritas de estudio”.

 

Tras la verificación, el sistema arrojó que Egidio Quintero Gallego, de 51 años de edad, le figura orden de captura vigente por el delito acceso carnal abusivo con menor de catorce años, además de su requerimiento por la Interpol con circular azul.

De inmediato los uniformados, capturaron Quintero Gallego, quien vive en la vereda Bajo Pedregal en Rivera y trabaja en oficios varios. “Se realizó el proceso de judicialización leyéndole y materializado le  sus derechos del capturado para ser dejado a disposición de las autoridades competentes”, dijo un vocero de la Policía.

 

Usaba a la hija

Quintero Gallego, es investigado por presuntamente haber abusado sexualmente de 15 niñas en el corregimiento de Samaná en el municipio de San Diego (Caldas).

La denuncia contra el hombre, se conoció públicamente el 4 de abril de 2018, cuando los padres de seis menores dieron a conocer lo sucedido. “Tenemos un vecino que tiene una niña menor de ocho añitos compañera de mi hija y otras niñas, ellas apenas salían de la escuela se reunían con ella hacer tareas y a jugar, y él aprovechaba para abusar de las niñas”, dijo a Caracol Noticias, Luz Enith García Buitrago, mamá de una de las madres de una víctimas.

La mujer señaló que tras la denuncia fue amenazada de muerte al igual que otras madres de niñas que habrían sido abusadas. “Hemos tenido amenazas de muerte, yo ya sufrí un atentado; las otras mamás también han tenido amenazas de muerte”, agregó.

 

Comentarios