Los colombianos Daniel Martínez (Education First) y Egan Bernal (Sky) volaron en la contrarreloj individual, etapa 5 de la París-Niza, en la que hicieron el mismo tiempo, 30:41, y ocuparon los puestos quinto y sexto, respectivamente, a 15 segundos del ganador de la jornada, el británico Simon Yates (Mitchelton-Scott).

El británico Simon Yates (Mitchelton Scott) recibió “con sorpresa” su triunfo en la etapa con un recorrido de 25,5 kilómetros en Barbentane, en la que el Sky colocó a dos hombres al frente de la general, el polaco Michal Kwiatkowski (Sky) y el colombiano Egan Bernal.

“No me lo esperaba, para mí es una sorpresa”, dijo Yates, de 26 años, ganador de la Vuelta a España 2018, tras confirmar su victoria en una modalidad en la que estrenaba su palmarés. El líder del Mitchelton, sin opciones en la general víctima de los abanicos de los primeros días, fue el más rápido y sorprendió con un tiempo de 30.26 minutos, a una media de 50,2 kms/hora.

Yates batió en 7 segundos al alemán Nils Politt (Katusha), por 11 al líder Michal Kwiatkowski, y en 15 al estadounidense Tejay Van Garderen (EF). Con el mismo tiempo anterior se clasificaron a continuación los colombianos Felipe Martínez (EF) y Egan Bernal (Sky), de nuevo demostrando una calidad y estado de forma que le colocan además como candidato a la general final, ya que la prueba entra el fin de semana en la montaña.

En la general el panorama es favorable al Sky, con Kwiatkowski y Bernal al mando y ofreciendo exhibiciones de poderío que intimidan a los rivales, tanto en el llano con los abanicos como ahora en la crono. El polaco aventaja a su compañero en 19 segundos, pero el joven colombiano de 22 años es el favorito, ya que el recorrido de montaña del fin de semana, sobre todo el sábado con el inédito Col de Turini, le favorece.

La sexta etapa llevará hoy  al pelotón de Peynier a Brignoles a través de 176.5 kilómetros, un trayecto escarpado con tres dificultades en los últimos 60. Ocasión para escapistas y aventureros. Los hombres de la general afilarán las armas para un fin de semana decisivo.

 

Comentarios

Compartir
Artículo anteriorCelebración
Artículo siguienteDe plácemes