Luis Enrique Dussán

Luis Enrique Dussán López

Respetado Dr Carrasquilla, los recibimos junto con la Sra Directora de Planeación, con el respeto que nos caracteriza a los huilenses, pero también con la mayor expectativa sobre el Plan Nacional de Desarrollo “Pacto por Colombia, pacto por la equidad”. Estuve como observador durante el evento y por respeto con los funcionarios y el auditorio, me abstuve de participar en mi condición de aspirante político. Pero como ciudadano huilense no puedo ocultar mi sentimiento de frustración e indignación con el trato que nos están dando.

Muchas frases y palabras motivadoras, metas nacionales interesantes, pactos, retos, apuestas, estrategias y objetivos regionales bien intencionados. Pero al desagregar el Plan Plurianual de Inversión empieza Cristo a padecer: Del total de los $1093B (Billones), para el Huila solo serían $20B, de los cuales $5.4B los aporta el sector privado (quién los pondrá?), $7.6B que salen del Sistema General de Participación (que por Ley nos corresponden), recursos del Territorio (que son nuestros) y las Regalías (que no son regalo, sino compensaciones insuficientes que nos pertenecen); y solamente $6.9B provienen del Presupuesto Nacional, de los cuales $3.9B son para salud y educación, $1.7B para seguridad y justicia, $0.4B para servicios públicos y $0.4B para transporte y logística.

Bajo esas condiciones Ministro, resulta irrisorio hablar de “pacto por la equidad” en mi Departamento. De cualquier forma es necesario incluir en el Plan las principales expectativas de los huilenses, empezando por la principal arteria vial que debería ser doble calzada hasta Pitalito, pero que sigue abandonada, dependiendo de trámites burocráticos, mientras el sur esta prácticamente incomunicado hace más de un año; las conexiones viales con el Pacífico, la orinoquía y la amazonía; el anillo turístico del sur, el acceso a los Municipios y centros poblados pendientes; la circunvalar de oriente y perimetral de occidente de Neiva; la red terciaria, la via férrea, la PTAR de Neiva, los distritos de riego, el Fondo de estabilización de precios del café, la torre materno infantil, el Estadio, etc.

Pero, ¡Dr Carrasquilla, qué decepción! Decir simplemente que no hay plata y que tendremos que priorizar, no puede ser el único camino. Espero que las voces de nuestros Congresistas, que trabajan con la Gobernación y la Cámara de Comercio, se sientan y sean atendidas, para apropiar muchos mas recursos. Y definitivamente tendremos que aplicarnos en un modelo de desarrollo que convierta nuestro potencial en riqueza, ampliar el espectro de gestión y defender nuestra autonomía territorial.

 

 

 

Comentarios