El presidente de Venezuela Nicolás Maduro reestructurará su gabinete de gobierno,informó ayer a través de Twitter la vicepresidenta Delcy Rodríguez, tras el peor apagón en la historia del país y en medio de una fuerte ofensiva de la oposición para sacarlo del poder. Maduro, personalmente, todavía no ha hecho un anuncio oficial. Sin embargo, sí replicó el mensaje que escribió su actual vicepresidenta.

“El presidente Nicolás Maduro ha solicitado a todo el Gabinete Ejecutivo poner sus cargos a la orden a los efectos de una reestructuración profunda de los métodos y funcionamiento del gobierno bolivariano para blindar la Patria de Bolívar y Chávez ante cualquier amenaza”, indicó Rodríguez.

El anuncio llega luego que el 7 de marzo un apagón paralizara el país durante una semana. Maduro lo atribuyó a “ciberataques” de Estados Unidos con respaldo de la oposición, aunque el sábado, durante un recorrido por las principales centrales hidroeléctricas, prometió ir a una “transformación profunda” de las empresas del sector.

Aunque no es la primera vez que Maduro pide a sus ministros renunciar, la decisión ocurre en un momento en el que el país atraviesa una nueva fase de crisis política, luego de que el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, se proclamara presidente interino.

Las movidas más recientes se produjeron a medidos de junio de 2018, luego de las cuestionadas elecciones en las que el mandatario fue reelegido para el período 2019-2025. En esa oportunidad, Rodríguez asumió la vicepresidencia en lugar de Tareck El Aissami, quien a su vez fue nombrado vicepresidente de Economía.

Maduro prometió en esa oportunidad que los cambios buscaban “una revolución económica”, en medio de la más grave crisis socioeconómica en la historia moderna venezolana, con escasez de alimentos y medicinas e hiperinflación.

Por otro lado, Guaidó prepara una movilización nacional hacia el palacio presidencial de Miraflores en Caracas para asumir su control, en fecha por definir, y no descarta pedir al Legislativo que autorice una intervención militar extranjera.

Comentarios