El presidente Iván Duque, estuvo acompañado de la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, durante su encuentro con cuatro gobernadores, entre ellos, Carlos Julio González Villa y del Valle, Dilian Francisca Toro.

Cecilia González Villa

Corresponsales@lanacion.com.co

Por espacio de varias horas, cuatro gobernadores de departamentos  con influencia de comunidades indígenas, entre ellos el Huila fueron escuchados por el presidente de la República Iván Duque y varios de sus ministros.

Uno a uno de los mandatarios seccionales expuso el diagnóstico de sus regiones y los efectos de la minga indígena que ya completa casi dos semanas.

Acto seguido, el presidente Duque expuso sus propios argumentos para explicar por qué no iría al Cauca a reunirse con los indígenas, tal y como ellos se lo están solicitando.

Luego Duque dio a conocer a los gobernadores las primeras decisiones para comenzar a vislumbrar la búsqueda del levantamiento de la minga indígena.

En ese orden de ideas, se logró que el presidente Duque determinara que designará una comisión de alto nivel que tendrá capacidad de decisión.

Su importancia radica en que tendrá como objetivo organizar una ruta de trabajo mediante la cual se pueda responder a los incumplimientos desde el punto de vista técnico de todos los aspectos  relacionados con las peticiones de la minga indígena, según reveló el gobernador Carlos Julio González Villa.

Pero el presidente Duque también facultó a los cuatro gobernadores, del Huila, Cauca, Nariño y Valle para que sean mediadores en este proceso.

En ese orden de ideas, los cuatro ya comenzaron a trabajar para poder instalar o iniciar una ruta de trabajo que tendrá como base el departamento del Cauca, en un lugar por definir.

“Esperamos que el miércoles ya esté organizado para que el presidente Duque defina cuáles serán los miembros del gobierno en esta mesa. Ya se están haciendo los contactos con las autoridades indígenas para buscar la instalación y propiciar una ruta”, explicó el gobernador González Villa.

El mandatario de los huilenses, dijo que su participación en la reunión en la Casa de Nariño con el presidente Duque se basó en la petición de que se mantengan el diálogo social hasta agotar todas las instancias para evitar cualquier confrontación.

Subrayó que por eso es necesario evaluar de manera objetiva los reclamos de la minga y sus argumentos.

González Villa también entregó al presidente Duque el documento que el domingo se firmó con los indígenas de la minga en el Huila.

Éste contiene las razones de la minga, los puntos esenciales y los temas que están pidiendo abordar con el alto gobierno.

Por qué Duque no va

Pero mientras los gobernadores del Huila, Cauca, Nariño y Valle describían el panorama en sus departamentos, el presidente Iván Duque les explicó las razones de su negativa a ir hasta la mesa principal de la minga.

Para empezar, dijo que mientras se sigan usando vías de hecho, él no se reunirá con los indígenas.

El mandatario argumentó que basa sus razones en la legalidad y la Constitución Política.

Duque aseguró que su gobierno ha mantenido toda la disposición para el diálogo social e incluso recordó que desde el mes de agosto cuando se posesionó como Presidente de la República, ha sostenido 14 reuniones con los indígenas.

En cuanto a recursos, Duque sostuvo que no solo se ha tenido en cuenta a los pueblos indígenas en el plan de desarrollo sino que ha asignado recursos importantes provenientes del plan plurianual de inversiones, cercanos a los 10 billones de pesos.

“Es la mayor contribución que se ha hecho en un plan de desarrollo a esas comunidades que por años han sufrido tantas vulnerabilidades”, dijo Duque.

Agregó que los recursos están reflejados en acciones concretas de más de 200 metas contempladas en el plan de desarrollo, concertadas con los indígenas del país.

Estos recursos se suman a los que cada departamento dispone en sus propios presupuestos para política indígena. En algunas regiones más que en otras como en el Cauca donde existe una gran población proveniente de estos grupos de población.

Duque insistió en que con él los indígenas pueden hablar sin necesidad de acudir a las vías de hecho, tal y como está sucediendo en este momento.

El papel de los gobernadores

Ante esta situación, el gobernador Carlos Julio González Villa confió en que la mesa de trabajo que el presidente Duque autorizó para conformar, pueda establecer una ruta clara y verificable que permita lograr puntos de acuerdo y entendimiento.

“Nosotros los gobernadores lo que vamos a hacer es mediar, para poder propiciar e instalar la mesa de trabajo con una ruta clara y seria,” reiteró González Villa.

Señaló que durante el encuentro con el presidente Duque también resaltó los avances, pese a las dificultades que su gobierno ha tenido con la minga indígena en el Huila.

Hizo hincapié en que el diálogo social en el departamento ha dado resultados como el desbloqueo por horas, y reuniones constantes con los indígenas.

Panorama nacional

Y en medio de la búsqueda de una salida por parte de los gobernadores de los departamentos afectados por la minga indígena, por otro lado la ministra del Interior Nancy Patricia Gutiérrez entregaba declaraciones descalificando las protestas.

La funcionaria aseguró que no se podía aceptar que detrás de la minga hubiera intereses políticos.

“En las movilizaciones de estos días hemos notado también que hay un interés ideológico y político que no podemos aceptar porque detrás de ello hay de por medio un factor que genera violencia y desestabiliza el país que es el narcotráfico”, declaró Gutiérrez a un medio nacional.

Pero más allá fueron otros sectores que no vieron con buenos ojos la presencia en el Cauca del senador de las Farc, Jorge Torres Victoria, conocido como Pablo Catatumbo, quien se acercó a hablar con los indígenas.

De hecho, el alto Comisionado para la Paz,  Miguel Ceballos, advirtió que el gobierno no fue consultado sobre la reunión de Catatumbo con la minga indígena.

Afirmó Ceballos que Catatumbo llegó a la mesa de la minga justo cuando él iba a comenzar una reunión con los indígenas y por eso pidió explicaciones sus dirigentes.

Agregó que les dijo a los indígenas que no tenía por qué haber en esa reunión ningún representante de partido político alguno y que si  esa persona continuaba allí pues no se podía seguir.

Como si fuera poco, los gremios del Cauca expresaron ayer su Descontento con la minga indígena y rechazaron las vías de hecho para buscar ser escuchados por el gobierno central.

Es que el bloqueo que la minga mantiene en cuatro puntos de la Vía Panamericana ha comenzado a hacer mella en la economía local.

Fue el presidente del Consejo Gremial Jorge Enrique Bedoya, quien les pidió a los organizadores de la protesta que acordaran facilitar los mecanismos que les permita dialogar con el alto gobierno.

El dirigente señaló que no habrá otra forma de llegar a un acuerdo en la búsqueda de que se cumplan los pactos anteriores que el diálogo, y no los bloqueos y taponamientos de vías como está sucediendo actualmente.

“Esta situación ha afectado gravemente la movilidad del suroccidente del país y, a su vez, el abastecimiento de alimentos, medicamentos y combustibles para los habitantes de los departamentos de Cauca, Nariño y Putumayo”, precisó Bedoya.

El mandatario de los huilenses, dijo que su participación en la reunión en la Casa de Nariño con el presidente Duque se basó en la petición de que se mantengan el diálogo social hasta agotar todas las instancias para evitar cualquier confrontación.

Comentarios