Jorge Luis Salcedo Restrepo

Cuando oímos las noticias de que en Bogotá, Medellín y otras capitales, están siendo inundadas de contaminación del aire, y, que deben imponer normas tan absurdas como el pico y placa porque supuestamente los carros particulares son los culpables de ello, a veces criticamos mientras otros apoyan, pero lo cierto es que nadie tiene la razón verdadera de la culpabilidad en la contaminación.

De lo que si estamos seguros es que los controles no se hacen y las revisiones técnico mecánicos no se hacen con honestidad pura, sino con corrupción.

Si vemos, aquí en el Huila, los carros es muy poco lo que contaminan, pero …. ¡¡Dios mío!!…. no es sino mirar la flota de Coomotor en busetas y buses, al igual que Cootranshuila y los otros transportadores. Me da pena la falta de compromiso de dichas empresas para cuidar el medio ambiente. Toda esa cantidad de exhostos botando monóxido de carbono y gases que son fácilmente visibles a los ojos de cualquier autoridad, nos están acabando el planeta y nuestro departamento, a la vez que producen enfermedades respiratorias en niños y adultos.

Las autoridades de policía de transporte deberían retener a todos esos vehículos con expulsión visible de gases contaminantes y obligarlos a asistir a una revisión técnico mecánica que simplemente, o, los saque de circulación, y los haga reparar. No se necesita certificado de  Revisión Tecnomecánica si está expulsando humo blanco y/o negro en cantidades. Si lo está haciendo es porque sobornó a un operario de un Centro de Diagnostico y se le deben multar a los dos. Se debe ser más duro con esa legislación de protección del medio ambiente.

Hoy en día nuestro planeta está en plena revolución y protestas por la indiferencia de las autoridades y los gobiernos, quienes no se manifiestan contra la contaminación y el ejemplo de la protesta viene hoy en día de nada más y nada menos que de nuestros niños que a nivel mundial hace pocos días se comenzaron a manifestar, porque cuando ellos sean adultos sus padres y abuelos no les han dejado ya un planeta para vivir por falta de agua y aire.

Quiero aprovechar éstas líneas para sentar mi voz de protesta, decente y sensata al igual que la de los niños, por la actitud contra la naturaleza y nuestros recursos naturales debido a la explotación indiscriminada de bosques con el fín de aumentar el área de ganadería y café. Pido igualmente a los indígenas cultura para sus protestas sin destruir ni obstaculizar las vías construidas con el dinero de nuestros impuestos, pues ellos no pagan, sólo reciben ayudas gubernamentales gracias a nosotros los contribuyentes.

Aruz2050@yahoo.com.co

 

 

 

 

 

Comentarios