La víctimas del violento ataque, Jaír Yepes y su hijo de 26 meses fallecidos, junto a Marcela Malena Murcia Fajardo, quien resultó gravemente herida.

Un grupo especial de investigadores es el encargado de esclarecer el crimen de Jair Yépez y de su hijo de 26 meses de nacido y que dejaron al borde la muerte su esposa y madre del menor, Marcela Malena Murcia Fajardo.

El atroz crimen ocurrió siendo aproximadamente las 6:30 de la tarde del martes, en el sector conocido como Alto de La Mamona, en zona rural del centro poblado de Gallardo, del municipio de Suaza.

La pareja retornaba a su vivienda luego de su jornada de labores agrícolas como de costumbre, cuando fueron interceptados por sujetos que los atacaron a bala. “Él trabajaba como agricultor, sembraba café, hacia limpias con la guadaña y ella también, es como un hombre para trabajar, ellos iban a trabajar a la par”, dijo Jhoana Murcia Fajardo, hermana de la mujer herida.

Al parecer, la pareja se desplazaba junto a su pequeño hijo, en moto y en un tramo de la carretera rural, que es de difícil maniobra por lo empinado del camino; Malena se bajó para continuar caminando, mientras Jair avanzaba con el niño.

El cuerpo sin vida de Jair, asesinado de cinco impactos de bala en la cabeza, fue hallado junto al cuerpo de su bebé, que presentaba una herida de bala en la cabeza, y cerca a los cuerpos estaba la motocicleta encendida.

Por su parte Malena, fue encontrada consiente pidiendo auxilio a varios metros de distancia de donde yacían los cuerpos de sus seres queridos. La  mujer sufrió un impacto de bala en la cara, en la zona de maxilar y otro en el tórax que afectó sus pulmones; que la tienen luchando por sobrevivir en la Unidad de Cuidados Intensivos UCI del Hospital San Vicente de Paúl, de Garzón, de donde fue ordenada su remisión a un centro hospitalario de mayor nivel en Neiva, por la gravedad de su estado de salud.

‘Asesinos entraron a la casa y robaron’

Según familiares de las víctimas del violento ataque, no conocían de ninguna amenaza en contra de Jair o de Malena. “No sabemos por qué, pero era como que estuvieran esperándolos para matarlos, pero también se robaron unas cosas de la casa”, expresó conmocionada Jhoana, la hermana de la herida.

Al parecer, los sujetos que perpetraron el doble homicidio, llegaron hasta la vivienda de la familia Yépez Murcia, de donde se llevaron la billetera con los documentos de Jair, los celulares y una escopeta que tenían en la finca. “La casa estaba toda revolcada, habían revolcado hasta la ropa de los niños”, mencionó Jhoana.

Así mismo, Jhoana reveló que un video, tomado por habitantes del sector, cuando auxiliaban a su hermana para trasladarla al hospital del municipio, “ella decía que buscaran a Jair y al niño, que se los habían llevado, pero que no fueran solos porque eran artos”.

Entre tanto, las familias adelantan los trámites para la reclamación del cuerpo y el sepelio del niño y su padre que posiblemente se realizará mañana en el corregimiento de Gallardo.

“No tenemos ninguna hipótesis”

Hasta el momento se desconocen las causas del lamentablemente hecho, que destruyó una familia y tiene consternados a los huilenses.

“No tenemos ninguna hipótesis del caso, el único testigo del hecho es la persona que está  herida, quien está en cuidados intensivos, esperamos que evolucione para que nos pueda dar mayor información”, manifestó el coronel Juan Carlos Restrepo, comandante del Departamento de Policía Huila.  La mujer cuenta con acompañamiento policial en el hospital.

Sin embargo, las autoridades unieron sus esfuerzos y delegaron sus mejores hombres para adelantar las investigaciones que permitan esclarecer el crimen. “Conformamos un equipo interinstitucional con la Fiscalía General de la Nación, el Cuerpo Técnico de Investigación CTI  que hizo la inspección  a los cadáveres y nosotros aportamos personal de investigación Criminal Sijin especializados en el esclarecimiento de estos hechos, para encontrar los autores materiales  o intelectuales si los hay”, mencionó el Comandante de la Policía en el Huila.

Así mismo, unidades de policía judicial regresaron al lugar de los hechos la mañana de ayer, para realizar otra inspección minuciosa al lugar, para encontrar más elementos de prueba que puedan a portar a la investigación.

 

 

 

 

 

Comentarios