El coronel Juan Carlos Restrepo es el comandante de la Policía del Huila.

JESÚS ANTONIO ROJAS SERRANO

editorgeneral@lanacion.com.co

Los homicidios siguen siendo una preocupación para las autoridades en el Huila, con un agravante: la mayoría están asociados al alcohol y las drogas. La zona rural de los municipios, la escena de los crímenes.

El comandante de la Policía del departamento, el coronel Juan Carlos Restrepo, estuvo ayer en el programa Entérate del canal de televisión regional NTV e hizo una ‘radiografía’ sobre la seguridad en la región.

¿Cuál es el balance dejó la protesta indígena en el Huila?

Yo resumo en una sola palabra todo el contexto de lo que ha sucedido: credibilidad. La credibilidad que tienen nuestras autoridades del orden regional, especialmente el señor Gobernador y la señora secretaria de Gobierno, los alcaldes y los representantes de otras entidades. Eso evitó que se presentaran inconvenientes en el Huila, no tuvimos una sola confrontación, ni un solo policía herido, ni un solo indígena lesionado. Eso es un logro y lo acuño con la palabra de credibilidad.

¿Qué fue lo que realmente ocurrió en Maito, jurisdicción de Tarqui?

Lo primero que tenemos que hacer es lamentar este hecho, en donde desafortunadamente perdieron la vida dos personas, entre ellas, el intendente Jorge Hernández Peña, con 18 años de servicio en la Policía. Lamentamos los hechos porque es un episodio de intolerancia, que inicia con un caso de irrespeto a los uniformados que estaban en el cumplimiento de su deber. Hay judicializadas tres personas por homicidio agravado, hurto agravado y lesiones personales. Como institución, abrimos una investigación disciplinaria a nuestros funcionarios. Los videos que han salido posteriores al homicidio de nuestro policía, ya han sido aportados a las diferentes investigaciones.

Otro hecho que ha inquietado: el ataque a bala contra un hombre y su pequeño hijo en Suaza, ¿Cómo van las investigaciones?

El lugar en donde ocurrieron estos hechos, está a 45 minutos del centro poblado de Gallardo. Es muy distante, no hay viviendas en los alrededores. La única persona que nos puede dar información de los hechos es la esposa y madre de las víctimas y ella se encuentra en cuidados intensivos. Estamos esperando que ella nos pueda dar luces. Se está ofreciendo una recompensa hasta de $10 millones al que nos dé información sobre este caso. En estos momentos, no tenemos una teoría sobre las causas o móviles de este homicidio. Hemos creado un grupo interinstitucional con el CTI, que está abanderado en la investigación de este caso, y nosotros como Policía Nacional, pusimos expertos en investigación criminal y esclarecimiento de homicidios. Es un caso que nos tiene consternados.

Coronel, ¿Cuál es el panorama de la seguridad hoy en el Huila?

Nosotros venimos trabajando en lo que se llama el Plan Choque, comenzamos desde el 7 de agosto, día de la posesión del señor presidente de la República. Estamos ya en la tercera fase, que comenzó el primero de marzo. Seguimos trabajando en la reducción de todos los delitos. Hemos sido exitosos: la mayoría de los delitos tienen una reducción del 5 y el 10%. Hay unos delitos que se han reducido hasta en un 35%. El homicidio, sin embargo, sigue en una tendencia al alza. En lo que corresponde a los 33 municipios que son de responsabilidad del Departamento de Policía Huila, tenemos 6 casos de homicidios más con respecto al año anterior. De esos 31 homicidios, 27 han ocurrido en el sector rural, la mayoría por armas de fuego y asociados a la intolerancia, la ingesta del licor y de otras sustancias.

¿En qué va la extorsión?

La extorsión creció durante los primeros dos meses, pero ya se estabilizó, después de una operación exitosa que hicimos en Algeciras contra el frente 62 del grupo residual que se autodenominó ‘Manuel Marulanda Vélez’ y que venía del Caquetá. Esa célula que estaba delinquiendo en Algeciras, Campoalegre, Gigante y Hobo fue desarticulada y este delito se encuentra, para el tercer mes del año, en total reducción. Sin embargo, seguimos trabajando. Hay otro sector importante como el occidente del Huila –Iquira, Nátaga, Teruel, Tesalia, La Plata y Santa María–, en donde hay un grupo residual que se autodenomina frente Sexto, que viene del Cauca. Nuestras capacidades fueron inclinadas hacia este sector para desarticular este grupo.

 

 

El coronel Juan Carlos Restrepo es el comandante de la Policía del Huila.

 

 

 

Comentarios