El Gobierno Nacional y los indígenas en el Cauca, continúan los diálogos con el objetivo  de poder levantar el bloqueo en la vía Panamericana.

Mientras el bloqueo del vía Panamericana por la minga indígena sigue dejando millonarias pérdidas, las negociaciones con el Gobierno avanzan. Aunque el Gobierno asegura que en el Plan Nacional de Desarrollo ya están proyectados $10 billones para inversiones en los pueblos indígenas, estos le están exigiendo que adicione a ese presupuesto $4.6 billones más. Así lo señalaron al medio de comunicación nacional Blu radio.

Un documento del Departamento de Planeación Nacional, señala que entre los acuerdos que se han logrado entre el Gobierno Nacional y los líderes indígenas, está la aprobación de un presupuesto de $10 billones que hacen parte del Plan Plurianual de Inversiones.

Sostiene además el informe, que también se tiene estipulado que se creará e impulsará un proyecto de inversión, cuyos recursos serán diferentes a los que ya se encuentran estipulados en la norma, para ejecutar en sus comunidades, iniciativa que será liderada por el Ministerio del Interior.

Adición presupuestal

Según registró Blu Radio, momentos antes de reanudar la mesa de diálogos entre representantes del Gobierno y los líderes de la protesta, que por varios días ha afectado la movilidad por la carretera Panamericana, Darío Javier Tote del Consejo Regional Indígena del Cauca, les reveló “que en la noche del domingo llegaron a un nuevo acuerdo para proponer al Gobierno una adición presupuestal”.

“La propuesta es de $3.6 billones que es por fuera de los $10 billones, eso es CRIC Cauca, más un billón que es para los sectores sociales campesinos Huila y Risaralda para un total de $4.6 billones que es lo que vamos a discutir. Son adicionales de los $10 billones del Plan Nacional de Desarrollo”, precisó el consejero, al medio de comunicación nacional.

“Sin vías de hecho”

El presidente Duque ha reiterado, luego de agudizarse la protesta de los indígenas en el Cauca, y que amenaza con extenderse a otras regiones, y además que se le unan otros sectores como los cafeteros, arroceros y en general el campesinado, que siempre ha estado presto al diálogo.

“Este es un gobierno abierto siempre al diálogo, a escuchar propuestas, pero no podemos validar ninguna vía de hecho porque no puede haber ninguna justificación para que para expresarnos afectemos los derechos fundamentales de los demás”, dijo.

 

 

 

Comentarios