Luis Fernando Vela Quiceno, alias ‘Soldado’; Edinson Gabriel Amariles Rodríguez, alias ‘El Yerno’ y Jesús Antonio Rivas Joven,  ‘Salchichón’, son investigados por el asesinato de Pedro Farid Morera.

Detrás de la desaparición y asesinato del técnico en demolición Pedro Farid Morera, no solo está la mano de un ‘explosivista’ desmovilizado de la guerrilla de las Farc, también está la envidia del exguerrillero por los trabajos de demolición que se ganaba su víctima.

Así quedó al descubierto, luego de dos meses de trabajos de investigación de la Fiscalía Sexta Especializada de Neiva en coordinación con el Gaula de la Policía, tras la extraña desaparición y el posterior hallazgo del cuerpo sin vida de Morera, el 11 de enero pasado en la vereda la Cañada del municipio del Agrado.

Las declaraciones de testigos, interceptaciones telefónicas, análisis de videos de cámaras de seguridad y reconocimientos fotográficos, fueron claves para identificar y judicializar por el crimen de Morera a Jesús Antonio Rivas Joven,  conocido como ‘Salchichón’; Edinson Gabriel Amariles Rodríguez, alias ‘El Yerno’ y Luis Fernando Vela Quiceno, alias ‘Soldado’.

Los tres deberán responder ante la justicia por los delitos de desaparición forzada agravada y homicidio agravado, cargos que les imputó el Fiscal Sexto Especializado de Neiva.

 

Envidia

Las primeras pistas del presunto autor del crimen, las dio la familia del técnico en

explosivos, al señalar que la única persona que tenía inconvenientes con él, era alias ‘Salchichón’. “Mi papá ha tenido inconvenientes con una persona que trabaja en lo mismo él, la descripción que nos dieron es parecida a la del señor con quien tiene inconvenientes”, sostuvo Carolina Morera dos días después de la desaparición de su papá.

Y es que la preocupación de la familia por su ausencia durante varias horas y el teléfono celular apagado, la llevó a averiguar por distintos sectores de Garzón, recibiendo como respuesta que lo habían visto con un hombre moreno, alto y gordo. “La descripción que nos dieron es parecida a la del señor con quien tiene inconvenientes…le mostramos la foto a la persona que nos dio las características y dijo que era el mismo…”, manifestó la joven.

El coronel Restrepo Moscoso, sostuvo que las investigaciones permitieron establecer que el asesinato fue por ‘celos profesionales’. “La víctima era una persona reconocida en demoliciones, era invitado a trabajar por empresas en construcciones de colegios, vías secundarias o terciarias”.

Ante esta situación Rivas Joven, ‘Salchichón’, se llenó de envidia. “El asesino se llena de envidia, de rencor hacia la víctima porque siempre se ganaba los trabajos de demolición”, manifestó el oficial.

Agregó que se comprobó que el día siete de enero Rivas Joven estuvo hablando con la víctima, “posteriormente lo trasladaron hacia el sector rural del Agrado donde fue asesinado”.

Señaló que en el proceso de investigación, los efectivos del Gaula lograron recolectar pruebas que permiten establecer la participación de Amariles Rodríguez y Vela Quiceno, en el asesinato de Morera.

 

Los asesinos

Jesús Antonio Rivas Joven, ‘Salchichón’, de 42 años, fue integrante de la columna móvil ‘Teófilo Forero’, se acogió a la Justicia Especial de Paz (JEP), tras el acuerdo de paz de las Farc. En la guerrilla era conocido con el alias ‘Mauricio’, aprovechando su conocimiento en explosivos, cumplía la función de explosivista en la organización,  hechos por la cual  fue capturado en flagrancia en el año 2012 por el delito de terrorismo.

Tiene antecedentes por los delitos de rebelión, terrorismo,  tráfico de estupefacientes y hurto.

Edinson Gabriel Amariles Rodríguez, alias ‘El Yerno’, de 23 años, se desmovilizados de las extintas  Farc y gozaba del beneficio otorgado por la Justicia Especial para la Paz  (JEP).

Luis Fernando Vela Quiceno, alias ‘Soldado’, de 25, quien habría hecho parte de las autodenominadas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

Comentarios