La bicicleta tipo playera que fue hurtada en inmediaciones del Cementerio Central de Neiva, el pasado 18 de marzo. Fotos suministradas

“No era tan fina ni tan costosa, pero es única por el tono y el diseño, como la del video de Shakira. Me dolió que nos hubieran despojado de ella”, manifiesta Johana sobre su bicicleta tipo playera de color verde militar, que había adquirido a finales del 2016 por un costo de $580.000. En este caballito de acero, la ciudadana se transportaba de la universidad al trabajo. Pero el pasado lunes 18 de marzo la delincuencia en Neiva se la arrebató.

No fue propiamente ella quien sufrió el amargo momento del hurto, sino su esposo Camilo Narváez. El compañero de 39 años de edad, pedaleaba en la bicicleta por uno de los costados del Cementerio Central. Rayaban las 3:30 de la tarde. De repente lo sorprendieron tres jóvenes que aunque disimulaban sus rostros con gorras, no reflejaban más de 17 años de edad. Dos de ellos se movilizaban en una bicicleta y un tercero en otra.

Entonces, cerraron a Camilo. “Bájese de la bicicleta”, le ordenaron. Volteó a mirar y vio que uno de ellos llevaba lo que parecía un puñal amarrado con un trapo a una de sus manos. Asustado de que fueran atentar contra su humanidad, Camilo no los hizo esperar, obedeció y les entregó la bicicleta. Es de los que piensa que prefiere “desprenderse de las cosas a tener cualquier altercado o enfrentamiento con el asaltante”.

Dos de los zánganos se quedaron con él, mientras veían como el otro huía con la bici de su esposa. Luego el resto del trío delincuencial se escaparon tomando caminos diferentes. Todo transcurrió en un solo minuto.

La víctima del robo se encontró después con un par de patrulleros de la Policía, que le aconsejaron colocar el denuncio. Camilo lo hizo de manera virtual, en la página web adenunciar.policia.gov.co, trámite que le tomó todo un día en llenar un buen número de preguntas, además de aguardar pacientemente a recuperar la página “caída”.

La pareja de esposos ha recibió evidencias de que la Policía hace seguimiento a su caso, sin embargo también esperan a que los criminales les pidan rescate.

 

Se la sacaron de la casa

Otro caso “típico” de hurto es el que le sucedió a Enoc Alarcón en su casa ubicada por la Calle 8B del barrio La Floresta de la capital huilense, en la madrugada del pasado 25 de marzo. Él y su esposa estaban de viaje. Los delincuentes abrieron la reja, la puerta que da a la calle y también la de la habitación principal. No quedaron señales de que hubieran violentado candados ni chapas. Adentro, esculcaron hasta los bolsillos de los pantalones del closet, levantaron colchones, sacudieron la casa de punta a punta.

Finalmente, los ladrones se alzaron con un computador, un televisor de más de 40 pulgadas que arrancaron de la pared con todo y soporte, joyas de la señora de la casa, y con la bicicleta marca Lapierre avaluada en $1.800.000.

La bici estaba con la familia desde hacía dos años, Enoc conserva la tarjeta de propiedad. “Me dejaron como si me hubieran quitado una pierna porque yo salía dos veces a la semana hacer ejercicio en la ruta por la vía a Vegalarga, me servía mucho para mi salud porque yo sufro de hipertensión, me hace mucha falta”, expresa el ciclista.

Enoc asegura, “No he visto otra así pintada como la mía, con colores fosforescentes en los rines y el marco que por la noche alumbraban, no son muy comunes, donde la vea la reconozco”.

Aunque su caso no ocurrió en plena ciclo ruta, no se salvó de que la delincuencia le arrebatara su bici dentro de su propia casa. Dice que colocó el denuncio ante la URI “por cumplir, porque eso y nada es lo mismo”. Del hurto, nadie vio nada. La víctima indica que no se le permitió ver los videos completos de las cámaras de seguridad del sector de aquella madrugada, y quienes los vieron le aseguran que no se observa nada.

Menciona que antes de irse de viaje le había recomendado la casa a un vecino. “Según me cuenta el señor, él salió a las 6:00 de la mañana para abrirle la reja a un hijo que ese día se iba y oh sorpresa que vio la reja de mi casa abierta y se asomó, y la puerta también estaba abierta. Enseguida llamó al cuadrante del CAI de Ipanema, cuando llegaron me llamaron a mí a Bogotá y me tocó venirme enseguida”.

Enoc sufrió el robo de su bici marca Lapierre, con la que se ejercitaba.

¿Cuántas bicicletas hurtadas?

Según la Policía Metropolitana de Neiva, no es posible conocer la verdadera cantidad de robos que se presentan en la ciudad debido a que “estos se cuentan dentro del hurto a personas”, un flagelo que continúa en aumento. Además, se da la falta de denuncias por parte de las víctimas. Sin esta herramienta, las autoridades tienen menos margen de acción para recuperar el vehículo.

Aunque los casos de hurto de bicicletas en la capital opita no son tan comunes como ocurre en otras ciudades capitales y hasta ahora no se reconocen bandas dedicadas a su hurto y comercio, lo cierto es que este se ha convertido en una opción de trasporte y recreación muy acogida entre los neivanos. De hecho, la Administración local ha construido rutas  para ciclistas e instituyó el 10 de abril como el Día de la Bicicleta y de No Carro.

Razón por la cual los ciclistas exigen a las autoridades fortalecer estrategias contra el hurto de estos vehículos y que redunden en su misma seguridad. Algunos grupos de ciclistas han optado por unirse y crear estrategias de vigilancia para protegerse entre ellos mismos en las rutas de la ciudad.

 

Cifras de la Policía

De acuerdo con el balance de operatividad de este primer trimestre, entregado en los últimos días por la Policía Metropolitana de Neiva, se tiene que:

  • El hurto a personas y hurto a celular: Este año registran un leve aumento en sus ítems del 9%, en comparación con el primer trimestre del 2018. Hurto a personas pasó de 675 a 737 casos, es decir, 62 casos más. El hurto de celulares pasó de 170 en el 2018 a 186 casos, con 16 casos más reportados durante el presente año.

Menciona la fuente oficial que en el presente año se recuperaron 30 motocicletas y 2 vehículos que habían sido hurtados. A bicicletas, no se refiere.

  • Hurto a residencias: en este indicador el 2018 registró en el primer trimestre 179 casos, el presente año 2019 reporta 146 casos, obteniéndose 33 casos menos con una disminución del 18% en este delito.

Destaca la Policía Metropolitana, que frente a la lucha contra este delito se desarticularon los grupos “Los Pirañas” en donde fueron detenidos sus integrantes y puestos a órdenes de la justicia por delitos como concierto para delinquir, porte ilegal de armas de fuego y hurto calificado y agravado.

Comentarios