El exalcalde de Aipe, Luis Felipe Conde Lasso y cinco personas más, fueron encontradas inocentes del delito de contrato sin cumplimiento de requisitos legales.

“Es claro que el contrato se transporte en sus etapas de tramitación y celebración, se cumplió…”, sentenció el juez al absolver del delito de contrato sin cumplimientos de requisitos legales, al exalcalde de Aipe, Luis Felipe Conde Lasso y cinco personas más.

La sentencia fue proferida por el Juez Tercero Penal del Circuito de Neiva con Funciones de Conocimiento, al ordenar el levantamiento de todas las medidas cautelares existentes contra los procesados.

El togado encontró en las pruebas aportadas en el juicio oral por la Fiscalía Doce Seccional de Neiva y los abogados defensores, que Conde Lasso, Barcen Mora Perdomo, Ramiro Moreno Villarreal, Carlos Eduardo Díaz Gutiérrez, Héctor Repizo Ramírez y Andrés Arias Ramírez, son inocentes del cargo por el que fueron acusados.

 

El contrato

La investigación se produjo por las presuntas irregularidades en la suscripción del contrato por 495 millones de pesos para el servicio de transporte escolar con la empresa Aipe Express, el 7 de julio de 2008.

La Fiscalía en las pesquisas estableció que tras la invitación pública para adjudicar el contrato, la empresa tenía un patrimonio inferior al exigido y vehículos por debajo del modelo requerido.

En la averiguación, los investigadores establecieron que el Alcalde modificó los pliegos de la adjudicación, reduciendo el patrimonio que se exigía, y el modelo de los vehículos paso de 2000 a 1993 “como el bus que tenía Ramiro Moreno”, dijo la Fiscalía.

El fiscal instructor manifestó que el mandatario suscribió un contrato sin cumplimiento de los requisitos legales para favorecer a Aipe Express como transportadora, “eso nos permite considerar que en la misión del Alcalde hubo un desvió de poder, que ese contrato se suscribió única y exclusivamente pensando en favorecer no solo los intereses del concejal sino también unos intereses particulares”.

Agregó además el fiscal que el socio mayoritario de  la empresa de transporte Ramiro Moreno es el papá del concejal Wilmer Moreno Gutiérrez.

 

Se cumplió con los requisitos

El fiscal señaló en la acusación que la empresa Aipe Express, de los 32 carros que ofertó, 17 de ellos contaban con una antigüedad de más de 10 años.

Sin embargo, según el pliego de condiciones, modificado por la adenda número 01 del 16 de junio de 2008, suscrita por Eliana Mercedes Rubiano Perdomo, secretaria de Servicios Sociales, el parque automotor exigido para el cumplimiento del contrato debían vehículos de modelos 93 en adelante.

“Es claro que el requisito del modelo de los vehículos del año 1993 en adelante, se previó en el pliego de condiciones, por lo que constituía una exigencia de obligatorio cumplimiento inalterable para el municipio de Aipe y para el contratista”, dijo el juez.

Sostuvo el togado que la modificación en el pliego de cargos, que la antigüedad de los vehículos no fuera del año 2000 en adelante como se había previsto inicialmente, sino del año 1993 en adelante fue Eliana Mercedes, quien “ni si quiera fue vinculada al proceso, pues es la que debía dar cuenta de las razones de esa modificación y eventualmente a quien se le debía reprochar”.

Sobre la presunta inhabilidad de la empresa transportadora para suscribir el contrato con la Alcaldía, por cuanto su socio capitalista Ramiro Moreno es el papá del entonces concejal Wilmer Moreno Gutiérrez, señaló el juez que el fiscal no hizo ninguna acusación. “Se quedó simplemente como información dado que no se concretó en la imputación jurídica, pues únicamente se acusó por el delito de contrato sin cumplimientos de requisitos legales”.

Precisó además que la Fiscalía en el juicio no práctico ninguna prueba.

 

Comentarios