Los hermanos Olmedo Rocha Lamprea e Isleín Rocha Lamprea, fueron absueltos del asesinato del soldado Daniel  Álvarez Leal.

Falta de credibilidad en el testigo de cargo e imprecisión de la Fiscalía al confundir en la acusación las figuras de coautoría y determinación, fueron las razones que llevaron a la jueza a absolver a los hermanos Isleín y Olmedo Rocha Lamprea de la muerte violenta del soldado Daniel Álvarez Leal.

La sentencia fue proferida por la Jueza Quinta Penal del Circuito de Neiva con Funciones de Conocimiento al absolver a los hermanos de los delitos de homicidio agravado y porte ilegal de armas de fuego.

Isleín, soldado profesional y Olmedo, fueron acusados de ser los responsables del asesinato

del uniformado Álvarez Leal, ocurrido sobre las 10:00 de la noche, mientras jugada parqués con un hermano en el andén de su casa en el barrio Quintas de San Luis, norte de Neiva el 5 de noviembre de 2013.

Hasta allí llegó un sujeto, se le acercó por detrás y le propinó cuatro disparos con arma de fuego en la cabeza, para luego huir en una motocicleta que era conducida por Octavio Gasca Valderrama, a quien la Policía logró capturar en flagrancia minutos después en inmediaciones del asentamiento Brisas del Venado, en la Comuna Nueve.

La vinculación de los hermanos al crimen, fue originada por la declaración de Gasca Valderrama, trabajaba como mototaxista, quien manifestó que los hermanos Rocha Lamprea fueron los artífices del homicidio.

Gasca, quien fue condenado a 17 años y ocho meses de prisión por el homicidio de Álvarez Leal tras llegar a un preacuerdo con la Fiscalía, declaró que el día del asesinato recibió la llamada de Olmedo Rocha, para una carrera, “por ahí en frente del batallón o al pie del hospital general de acá de Neiva…yo arranqué para allá, pa’ donde él me dijo”.

Agregó en cuando llegó al sitio apareció Isleín, quien se movilizaba en una motocicleta y le dijo que el servicio no era para él… “pues la carrera no es para mí, es para este otro señor. Me lo presentó le dicen Mesa, casi ni lo veo y quien iba a cobrar un dinero…”.

 

Dudas

“Emergen muchas imprecisiones probatorias…”, manifestó la jueza en la sentencia, al señalar que “falta credibilidad en la prueba de cargo”.

Gasca Valderrama sostuvo que Islein Rocha, quien era miembro activo adscrito al Gaula Militar, el día del crimen salió del batallón y le presentó a Mesa para que le hiciera la carrera en mototaxi, sin embargo en el juicio quedó demostrado que Rocha ese día se encontraba de turno en el Batallón de Neiva.  “Se allegó documento que confirma que el martes 5 de noviembre de 2013 Islein Rocha se encontraba en servicio CIG turno nocturno entre las 00:00 a 06:00 horas del día siguiente y que no tenía permiso de salida”.

La togada señaló además que la imprecisión “dogmática” de la Fiscalía al confundir en la acusación las figuras de coautoría y determinación, dificultó establecer cuál fue el rol atribuido a cada uno de los procesados. “Está la no atribución a Olmedo Rocha Lamprea de un comportamiento capaz de encajar como coautor de un homicidio agravado o establecer que éste determinó a otro sujeto para que lo hiciera, máxime si el único autor material conocido del hecho, negó, rotundamente haberse enterado con anticipación del propósito de causar la muerte a Daniel”.

Comentarios