Las vacaciones de la Semana Mayor están a punto de comenzar, por lo que autoridades y especialistas recomiendan a los padres de familia y personas a cargo de menores de edad, extremar precauciones para impedir accidentes en el hogar y durante actividades religiosas o recreativas.

Indudablemente, las vacaciones son los periodos del año que más disfrutan los niños, por la cantidad de tiempo que tienen para descansar y jugar, sin embargo, aumenta el riesgo de que sufran incidentes por estar en el hogar o desarrollar actividades en espacios libres fuera de su rutina habitual.

Por lo anterior, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) hace un llamado a los padres y adultos responsables del cuidado de los niños, a que tomen las medidas de precaución necesarias para protegerlos durante estas vacaciones de Semana Santa.

Tenga cuidado en casa

Los niños menores de 12 años nunca se deben quedar solos en casa ya que incrementa el riesgo de que sufran accidentes. Por lo que, durante esta Semana Santa, tenga en cuenta que los accidentes infantiles más comunes se clasifican en:

-Quemaduras de tercer grado por agua hirviendo.

-Descargas eléctricas.

-Ingesta de sustancias tóxicas.

-Caídas de niños en escaleras y techos, que dejan fracturas.

-Ahogamientos en piscinas, pantanos, pozos…

Al respecto, es importante mantener a los menores lejos de la cocina, el espacio donde ocurren la mayoría de los accidentes, asimismo, se debe tener fuera del alcance de los niños los medicamentos y los productos de limpieza. Prestar especial atención a las ventanas abiertas y a los ventiladores, también a los enchufes y otros aparatos eléctricos que puedan suponer un riesgo para los pequeños, son otras de las precauciones que deben tener en cuenta los cuidadores de menores por estos días.

En actividades religiosas y de ocio

Pero si en esta Semana Mayor piensa disfrutar de actividades religiosas y recreativas acompañado de menores, tenga en cuenta las siguientes recomendaciones.

  • No suelte al niño de la mano y recuérdele que siempre esté a su lado. En caso de pérdida, enséñele un punto de encuentro o indíquele que busque un agente de policía o autoridad que le preste ayuda.
  • En las piscinas, nunca los pierda de vista, no se confíe de los flotadores inflables, ni permita que caminen alrededor de piscinas con envases de vidrio.
  • No lo exponga prolongadamente al sol y siempre utilice bloqueador solar. Es aconsejable la permanente hidratación.
  • En la playa la vigilancia debe ser extrema, disfrute del mar y las olas siempre jugando con los niños, nunca los dejes solos. Siga las indicaciones de los salvavidas.
  • Los niños no deben manipular combustibles, fósforos, lámparas o cualquier artículo que les pueda generar quemaduras en su piel, en caso de que decidan salir a acampar.
  • Si decide asistir a los desfiles y procesiones de la Semana Mayor, no permita que los niños vayan solos, ya que éstos registran alta aglomeración de público.

En el viaje

Es importante también que recordemos la importancia de la Seguridad Vial durante los trayectos en Semana Santa. Durante los desplazamientos se incrementan los accidentes en un 25%, por lo que se debe tener en cuenta:

Llevar a los niños en un Sistema de Retención Infantil adecuado a su peso y talla. También desde estar instalado correctamente, a ser posible a contramarcha.

Parar cada 2 horas y evitar darles de comer durante el trayecto. Así evitamos ahogamientos y atragantamientos. También es importante, no dejar a un niño solo dentro del carro.

Comentarios